Puja máxima de 440.000 euros por la sede de la antigua patronal de la construcción

La oferta más alta supera el valor de tasación de este inmueble del Casco Vello, que salió a subasta en el marco del proceso concursal de la APEC

La sede de la extinta APEC, ubicada en la calle Real 16.   | // R. GROBAS

La sede de la extinta APEC, ubicada en la calle Real 16. | // R. GROBAS

Marta Fontán

Marta Fontán

El pasado 31 de mayo a las seis de la tarde se activaba en el portal de subastas telemáticas la puja por la que fue sede de la ya extinta Asociación de Empresarios de la Construcción de Pontevedra (APEC). Y ayer, tras 20 días abierta, fue la fecha de conclusión. La subasta de este inmueble ubicado en la calle Real número 16, en pleno Casco Vello, suscitó interés y, de hecho, la oferta más alta recibida superó el valor que se le había dado a este bien en el edicto publicado por el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Pontevedra, con sede en Vigo, sala que declaró el concurso voluntario de acreedores y la posterior liquidación de la antigua patronal de la construcción. La puja más elevada fue finalmente de 440.000 euros, ligeramente por encima de la tasación realizada, que se había fijado en 438.244,95 euros.

Durante los últimos días la oferta más alta que se mantuvo en el portal telemático fue de poco más de 438.000 euros. Pero ayer, apenas una hora antes de que la subasta se diese por concluida, hubo otra puja que elevó esta cifra hasta los 440.000. Fue el juzgado el que acordó esta subasta a instancia del administrador concursal y conforme al plan de liquidación ya aprobado en enero de 2018. El inmueble, que salió a puja como lote único y libre de cargas y gravámenes, está conformado por semisótano con una superficie útil de 147 m², planta baja de 90,19 m² y planta primera de 95,54 m², ambas destinadas a oficinas. Aunque en la actualidad tienen ocupantes, ya que tras la disolución de la APEC los locales fueron alquilados para uso de oficina, los inquilinos no tienen derecho a permanencia. El acreedor privilegiado especial es Abanca, la entidad bancaria que concedió la hipoteca a la antigua patronal para la compra de este inmueble, adquisición que se formalizó en 2009.

Deuda

Pese a que la subasta acabó con postores, lo cierto es que lo obtenido en la misma no llega, según las fuentes consultadas, para cubrir la deuda total de la APEC, que supera los 800.000 euros. Junto a Abanca, otros acreedores son la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS), Fogasa o el Concello vigués. Este inmueble del barrio histórico es el bien de mayor valor que se contempla en el plan de liquidación. El resto es mobiliario, equipos informáticos y un cuadro de Pedro Solveira. La APEC entró en concurso de acreedores en junio 2016, hace ya ocho años, con el objetivo de intentar superar el bache económico en el que se vio inmersa, pero finalmente no fue posible y acabó desapareciendo.