Un reincidente por agresión sexual se sienta en el banquillo por masturbarse ante menores en Samil

El acusado fue detenido en abril por la conducta sexual que protagonizó ante decenas de personas que disfrutaban de la playa

Los hechos ocurrieron una tarde del pasado mes de abril.

Los hechos ocurrieron una tarde del pasado mes de abril. / Marta G. Brea

Un hombre condenado por agresiones sexuales se enfrenta a una nueva pena de prisión, en este caso de un año, por, presuntamente, masturbarse ante menores el pasado mes de abril en la playa de Samil (Vigo).

El procesado ha sido juzgado este miércoles en el Penal 3 de Vigo por unos hechos que se produjeron el pasado 20 de abril a primera hora de la tarde. Como recoge Efe, el Ministerio Fiscal considera probado el delito de exhibicionismo que le atribuye por una conducta sexual y obscena ante, al menos, tres menores de edad, de 13, 7 y 8 años.

El acusado no ha prestado declaración y su abogado ha considerado que la duda es si hubo intencionalidad en su conducta, si estaba dirigida a los menores, y ha concluido que no y, por tanto, que su defendido debe ser absuelto.

Su abogado pide la absolución

No obstante, en caso de que finalmente sea condenado, el letrado ha pedido que se le dé tratamiento o se le interne para su curación.

El abogado ha encontrado contradicciones en las declaraciones de los testigos sobre la distancia a la que estaban los menores y que una de los madres de los pequeños hubiera dicho que el procesado seguía masturbándose cuando llegó la policía, mientras que el agente precisó que no le vieron hacerlo.

Además, ha advertido de uno de los testigos fue el que se acercó a la zona al percibir una actitud rara en el acusado y, al confirmar lo que estaba haciendo, puso en aviso a los responsables de los menores, a los que vio a unos 20 metros, jugando en la arena, sin percatarse de lo que hacía el hombre.

Él alertó a la Policía local y, cuando los agentes cruzaron sus documentos con la base de datos, les saltó que ya tenía antecedentes por asuntos similares.

De hecho, según fuentes jurídicas, ya había sido condenado por una violación en Huelva, tiene otra pena pendiente de ejecución en Vigo por agresión sexual y le constaba una orden de expulsión