Rebajan las penas a un empresario de Vigo por defraudar IVA y otro se declara en rebeldía

Ambos administradores están acusado de delitos contra la Hacienda Pública por haber fingido, presuntamente, operaciones comerciales de adquisición de productos para deducir en sus declaraciones las cuotas del IVA

Entrada al edificio de la Ciudad de la Justicia de Vigo.

Entrada al edificio de la Ciudad de la Justicia de Vigo. / Marta G. Brea

Uno de los acusados por fraude fiscal al deducir irregularmente el IVA que debía abonar su empresa con compras falsas ha admitido los hechos este miércoles en el Juzgado de lo Penal 3 de Vigo, mientras que el otro procesado se ha declarado en rebeldía.

Como recoge Efe, Francisco L.M. ha comparecido por videoconferencia con una conformidad con la Fiscalía para rebajar la pena de prisión de dos años y un mes a seis meses, así como las cantidades a abonar, pero no tenía un acuerdo con la abogada del Estado.

A la espera de la sentencia, la Fiscalía ha pedido para él seis meses de cárcel, que quedaría suspendida, y una multa de 150.000 euros, mientras que la empresa que administraba, Star Hard, tendría que abonar 305.000 euros de multa y 611.966 a Hacienda en concepto de responsabilidad civil.

La abogada del Estado, en cambio, ha pedido para él un año de prisión (6 meses más que el Ministerio Público) y que no se le suspenda la condena por no mediar la reparación del daño causado ni haber "abonado, ni intentado, un mínimo de la responsabilidad civil".

Además de este procesado y su empresa, también tendría que haber comparecido el de Gruispan Informatic, que se ha declarado en rebeldía.

Ambas firmas y administradores están acusados de delitos contra la Hacienda Pública por haber fingido, presuntamente, operaciones comerciales de adquisición de productos con el objetivo de deducir de modo indebido en sus declaraciones tributarias las cuotas correspondientes al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

Dos empresas sin conexión entre ellas

Según el escrito de acusación, a lo largo del año 2012, las dos empresas, sin conexión entre ellas pero sirviéndose de las mismas tramas de personas y firmas radicadas en Galicia y dedicadas a simular tráficos de mercancías que no se correspondían con la realidad, falsearon operaciones comerciales.

Star Hard dedujo irregularmente, de acuerdo con el Ministerio Público, 611.966 euros en IVA en 2012, y Gruispan Informatic, más de un millón de euros (1.030.994).

Por esos supuestos, la Fiscalía les atribuye sendos delitos contra la Hacienda Pública de especial gravedad en relación con la Ley del IVA por las declaraciones tributarias del año 2012.

Para los administradores de ambas empresas solicitaba el Ministerio Público dos años y un mes de prisión y una multa de un millón de euros en el caso del de Gruispan y de 610.000 para el de Star Hard, mismas cantidades que pide para cada una de las empresas, así como su disolución.

Además, el Ministerio Público requería, en concepto de responsabilidad civil, que Star Hard y su administrador abonaran 611.966 euros a Hacienda y Gruispan y su responsable pagaran al Fisco 1.030.994 euros más los recargos aplicables e intereses de demora