UVigo y Copasa ultiman un sistema de inspección y mantenimiento de vías férreas

Permitirá detectar de forma automática fisuras o fallos en las sujeciones

Investigadores de la UVigo y responsables de Copasa, ayer.   | // DUVI

Investigadores de la UVigo y responsables de Copasa, ayer. | // DUVI

R.v.

El grupo de la UVigo de Sistemas Aeroespaciales y de Transporte (Aerolab) y la empresa Copasa ultiman un sistema de inspección y mantenimiento de las vías férreas que utiliza sistemas ópticos de última generación y algoritmos para el tratamiento automático de información geoespacial procedentes de sensores ópticos. El proyecto RIIM que arrancó en 2021, acabará a finales de este año y el objetivo es poner en marcha una herramienta para la detección automática de grietas o fallos en las sujeciones de las traviesas, así como el estado del resto de elementos de la vía.

El sistema ya se encuentra en sus últimos ensayos y los socios del proyecto celebraron ayer en el campus de Ourense, al que pertenecen los investigadores, una jornada de evaluación de la tecnología desarrollada.

A lo largo de estos años, los investigadores diseñaron un sistema de inspección óptica de las vías a bordo de pequeños vehículos que recorren las líneas ferroviarias. Además, también desarrollaron varios conjuntos de algoritmos centrados en las fisuras de las traviesas, la existencia o no de los pernos de sujeción del carril, y el estado del balastro.

El procesado de los datos obtenidos permite optimizar tareas que se realizan habitualmente de forma manual, además de predecir su comportamiento futuro y las necesidades de mantenimiento, incrementar la seguridad y optimizar recursos materiales y humanos.