Renfe “rescata” trenes de menor tamaño ante los problemas de material en el Eje Atlántico

Los 594, apartados solo para viajes turísticos, vuelven a circular por el elevado uso de las series habituales

Hasta la pandemia se utilizaban como lanzaderas entre Vigo y Pontevedra

Tren de la serie 594 de Renfe en la estación de Vigo-Guixar

Tren de la serie 594 de Renfe en la estación de Vigo-Guixar / V. Currás

Víctor P. Currás

Víctor P. Currás

La elevada demanda para usar el ferrocarril en Galicia sigue poniendo a prueba el limitado parque móvil de Renfe. La operadora pública se ha visto obligada a rescatar los trenes de la serie 594 para numerosas circulaciones de Regionales por el Eje Atlántico debido a la intensiva rotación de los convoyes habituales y los problemas para cumplir con su mantenimiento.

La particularidad de este movimiento pasa porque al ser de menor tamaño que los 599 habituales (127 plazas frente a las 180) se han producido varios casos de overbooking en frecuencias hacia Vigo, Pontevedra, Santiago u Ourense. En estos casos los viajeros han denunciado cómo se les ha obligado a viajar de pie pese a tener plaza asignada –algo que no es problema en otros países europeos o el Cercanías– o incluso realizando el viaje en bus.

Fuentes ferroviarias apuntan a que la falta de repuestos y personal en talleres para cubrir las inspecciones rutinarias de los otros trenes han obligado a “tirar” de los antiguos TRD (Tren Regional Diésel) fabricados a finales de los años noventa. Tras la reciente reforma en la que se eliminó su característico morro, el uso de estos convoyes que pueden alcanzar los 160 kilómetros por hora se centró en los Trenes Turísticos promovidos por Renfe y la Xunta de Galicia cada verano.

Servicios sin recuperar desde 2020

Desde que la llegada de los bonos gratuitos de Media Distancia disparó el uso del ferrocarril en Galicia hasta batir récords, tanto el Ministerio de Transportes como Renfe han apuntado a la falta de material como excusa para no incrementar las frecuencias existentes.

La incorporación del Regional 12484 a Santiago con salida a las 17:05 de Guixar –que no para en Redondela Picota, Arcade y Catoira– sustituyó a las seis lanzaderas que unían la estación viguesa con Pontevedra con salidas a las 7:25, 12:15 y 17:30 horas y regresos 8:05, 13:50 y 18:40 horas.

Estos servicios de media hora de viaje operados hasta la llegada del COVID eran lo más parecido a un Cercanías en el área metropolitana, pero fueron sustituidos por el citado tren para dar una mayor cobertura