Emociones en cuerpo y danza

La compañía de baile de Igual Arte estrena hoy su nuevo espectáculo coreográfico, “Emovere”, con lleno en el Auditorio municipal

De izquierda a derecha, Irene, Fani, Eva, Carmen, Alejandro,Helena, Vanesa y Álvaro.

De izquierda a derecha, Irene, Fani, Eva, Carmen, Alejandro,Helena, Vanesa y Álvaro. / Marta G. Brea

Carolina Sertal

Carolina Sertal

Envuelve la sala una melodía lenta y Alejandro está en el centro. En cada uno de los extremos de las guías que recorren el suelo se encuentran sus emociones aisladas, las ha conseguido separar con paciencia, les ha concedido el espacio que corresponde y se ha permitido sentirlas, de una en una, aprendiendo a identificarlas y también a expresarlas. Huellas amarillas salpican la ropa de Vanesa: “Porque soy la alegría”, explica, mientras que la ropa de Carmen se tiñe de siluetas de manos de color rojo representando la ira. Sobre las prendas de Helena destacan los tonos grises de la tristeza y Eva viste el amor. Irene Fole aúna a todas y cada una de ellas y danza con Alejandro, arropándolo, abrazándolo, consolándolo, alejándolo y, con todo, permitiéndole conocerse a sí mismo.

Es el último ensayo antes del estreno de Emovere, la nueva obra de la compañía de danza Combai, de la Fundación Igual Arte, y que hoy se representará por primera vez en el Auditorio municipal de Vigo. Han logrado un sold out y los nervios están a flor de piel, pero paran la música y cuentan que “estos últimos ensayos están saliendo muy bien, nos lo sabemos perfectamente y estamos muy contentos con el resultado”, indica Irene Fole, artífice de la coreografía y también bailarina en este espectáculo que pretende dar visibilidad a las emociones a través de la expresión corporal.

En general, a todas las personas nos cuesta mucho hablar, expresar lo que sentimos, y a través de la danza podemos dar otro enfoque.

Llevan unos diez meses trabajando en Emovere e Irene explica que “es una obra que tiene como objetivo tratar las emociones. Abordar cómo las gestionamos, cómo nos mueven y nos hacen vivir. Aunque al principio nos cuesta gestionarlas, cuando avanzamos en la vida, poco a poco, vamos consiguiéndolo. Para mostrar todo esto tenemos a Alejandro, que representa el cuerpo de una persona y cómo con su nacimiento también lo hacen sus emociones. La calma y soledad también aparecen, pero no están representadas individualmente, sino en conjunto”.

Sentados sobre la tarima de ensayo, Alejandro Sierto apunta que cuando baila y, especialmente, cuando danza con sus compañeras y compañeros siente “tranquilidad y calma”. A su lado, Eva García analiza que el baile le permite “conocer mi propio cuerpo, mis emociones. Es un elemento relacionado con las emociones y el movimiento, un tipo de comunicación para expresar lo que sentimos”. Por su parte, Vanesa Lea describe la danza como “arte, amor y cariño”, mientras que Carmen Gómez y Helena Cuber afirman que disfrutan mucho moviéndose al ritmo de distintas músicas.

La danza está muy relacionada con las emociones y el movimiento, es un tipo de comunicación para expresar lo que sentimos

De todos estos últimos meses de ensayo, Irene Fole pone en valor que la obra de Emovere ha facilitado mucho a los chicos y chicas de Igual Arte a dar otro enfoque a sus emociones y disponer de herramientas para gestionarlas de otra manera. En este sentido, la coreógrafa de la compañía Combai hace referencia a que, “en general, a todas las personas nos cuesta mucho hablar, expresar lo que sentimos, y a través de la danza podemos dar otro enfoque. La parte positiva es que creo que podemos transmitir este mensaje al público, pienso que es lo mejor del espectáculo, poder acercar otra visión, enseñar que también se puede expresar todo a través del cuerpo”. Al mismo tiempo, Irene Fole considera que la mayor dificultad que entraña el nuevo espectáculo del grupo de baile de Igual Arte es precisamente lograr que los espectadores y espectadoras entiendan esa idea que Alejandro, Vanesa, Eva, Carmen, Álvaro y Helena transmitirán con su cuerpo y sus gestos, que identifiquen cada una de las emociones que van a tratar sobre el escenario.

El estreno de Emovere tendrá lugar este domingo, a partir de las 19.30 horas, y la compañía confía en que guste al público y que salga “rodada”. Tras la representación en Vigo, esperan poder llevar su nueva propuesta por distintos puntos de Galicia, para que más personas conozcan su trabajo y disfruten con sus emociones en cuerpo y danza.

Suscríbete para seguir leyendo