Concello de Vigo, Diputación de Pontevedra y Celta firman el convenio de Gol

Abel Caballero y Luis López rubrican el documento en Balaídos junto a Mouriño

El coste es de 26,3 millones y tardará 29 meses

El alcalde lo ve como “una forma de unidad con la ciudad” y el presidente provincial, “celtismo”

Firma del convenio para la construcción de la grada de Gol entre Concello y Diputación con Carmela Silva, Abel Caballero, Marián Mouriño, Luis López y Luisa Sánchez.

Alba Villar

Víctor P. Currás

Víctor P. Currás

Ha sido un parto complicado desde el cambio de gobierno surgido después de las elecciones municipales, pero finalmente el acuerdo se ha impuesto para finalizar la reforma del estadio de Balaídos. Concello de Vigo, Deputación de Pontevedra y Real Club Celta suscribieron este viernes el convenio para la construcción de la nueva grada de Gol por un importe superior a los 26,3 millones de euros.

“Hoy es un día importantísimo para todo el celtismo, ver a dos instituciones unidas apoyando el proyecto Celta era uno de mis objetivos y de mis sueños”, arrancaba Marián Mouriño en el terreno de juego. La presidenta culmina así la tarea diplomática de los últimos meses, reconociendo que pensó que iba a ser más difícil y “hoy vemos que no”, resumía entre ambos mandatarios. Y es que el celtismo es una religión que no admite ateos.

Han pasado casi diez años desde la colocación de la primera piedra de una reforma imprescindible por cuestiones de estética, comodidad y seguridad. En aquella foto de la que han desaparecido todo el consejo de administración del club con Carlos Mouriño a la cabeza o Rafael Louzán al frente del organismo provincial sólo queda Caballero y la primera teniente de alcalde, Carmela Silva.

“Hoy es un día fantástico y esto es una forma de unidad entorno a la ciudad”, aseguró el regidor mientras trasladaba su “reconocimiento total a la Diputación y mi cariño a Marian” por hacer un campo “único” a su juicio. El primer edil recordó cómo se veía y vivía el fútbol a orillas del Lagares hasta esta lenta reforma. “Veo el Bernabéu pero nada comparable con esto, arquitectónicamiente está bien pero no son estas olas que confluyen, es una genialidad del arquitecto”, resaltaba en presencia de Pedro de la Puente.

El 50% restante de la inversión necesaria para la nueva obra llegará de la mano de la Diputación, algo que provoca la “satisfacción, responsabilidad y celtismo” de su presidente. Luis López puso en valor cómo este proyecto se ha desarrollado bajo tres gobiernos diferentes en el ente provincial y tiró de una de sus frases estrella: “dicho y hecho”. Acompañado por la vicepresidenta y responsable de Deportes, Luisa Sánchez, Lugués quiso destacar el trabajo estrecho entre técnicos para que en el estadio se puedan vivir éxitos “durante los próximos cien años o más” gracias al que ya es la mayor inversión de la historia de la entidad.

Sobre el césped de Balaídos hubo tiempo para los apretones de manos y felicitaciones mutuas, las tertulias y hasta los disparos a puerta y rondos improvisados. No lo hubo para las preguntas que permitirían definir mejor el documento rubricado este viernes. El Concello lanzó el pasado 5 de abril la licitación del proyecto de obra, aunque éste todavía no figura en el Portal de Contratación.

Abel Caballero y Luis López en el césped de Balaídos

Abel Caballero y Luis López en el césped de Balaídos / Alba Villar

El Celta ya sabe que no dispondrá de la grada para la campaña de abonados pero todavía se desconoce cuándo veremos las piquetas reducir a escombros la curva de la rúa Olímpicos. El plazo de ejecución final es de 29 meses incluyendo los trámites burocráticos, por lo que el coste se repartirá durante tres anualidades. De esta forma, se espera que las obras comiencen antes de que acabe el año, siguiendo un ritmo similar a las del otro fondo que estuvieron marcadas por la pandemia.

Aforo de 27.000 butacas... y con lista de espera

Según los datos oficiales del club el aforo actual es de 24.870 espectadores, por lo que la capacidad final del estadio será de alrededor de 27.000 asientos una vez finalicen los trabajos. La presidenta Mouriño puso en valor el medio millón de espectadores registrados durante la última temporada -ocupación del 80,1%- y se marcó el “objetivo de seguir creciendo y que todo el mundo nos siga conociendo”. A su vez, se mostró segura de que la nueva grada “va a darnos muchos puntos como lo vemos ahora en la de Marcador”.

El club esperará a la finalización de las obras para centrar de nuevo el terreno de juego y corregir las deficiencias de visión en la parte alta de Marcador. Al margen de la ampliación prevista en la candidatura para el Mundial 2030, por el momento se desconoce si habrá cambios en los palcos VIP de Tribuna que permitan ampliar el aforo, ya que hay casi 4.000 personas en lista de espera para ser abonados.

Comienza la humanización exterior

Obras en el entorno del estadio de Balaídos

Obras en el entorno del estadio de Balaídos / Alba Villar

Una vez finalizada la temporada y con un menor trasiego en la zona cada fin de semana, el Concello ha iniciado las obras de humanización del entorno del estadio de Balaídos. Además de la rúa Val Miñor, los aledaños ya están siendo completamente renovados delante de la grada de Tribuna, donde se ha cortado un carril al tráfico y se han eliminazo plazas de aparcamiento para embellecer las aceras.