Nuevo juicio al empresario vigués por una presunta estafa a un súper de Nigrán

REDACCIÓN

Tras el juicio del presunto fraude fiscal de la semana pasada y el celebrado el martes en la Sección Quinta de la Audiencia de Vigo, el empresario vigués acusado de un sinfín de estafas, Rubén M.O., se sentó ayer de nuevo en el banquillo de los acusados de esta sala por unos hechos presuntamente cometidos a través de Suministros Moreno S.L., concretamente la venta de una vitrina refrigeradora al responsable de un súper de Panxón (Nigrán) que nunca recibió la misma pese a haber abonado 7.250 euros. El fiscal pide una condena de dos años de prisión y el acusado, como en los anteriores procesos judiciales, se declaró inocente y negó el fraude.