El “Karar” se eterniza ¿hasta 2025?

Con sesiones fijadas hasta diciembre, los lentos interrogatorios, con un testigo policial que cumple hoy su cuarto día declarando, apuntan a que el juicio se extenderá al próximo año

El juicio del “Karar” se celebra en la macrosala de vistas de la Ciudad de la Justicia de Vigo. |   // P.  GAMARRA

El juicio del “Karar” se celebra en la macrosala de vistas de la Ciudad de la Justicia de Vigo. | // P. GAMARRA

Marta Fontán

Marta Fontán

El juicio del “Karar” se eterniza. Tras dos intentos fallidos, la “macrovista” por las 3,8 toneladas de cocaína incautadas en pleno confinamiento del COVID arrancaba el pasado 17 de abril en la Ciudad de la Justicia de Vigo con los casi 30 procesados en el banquillo. Las cuestiones previas y los interrogatorios a los acusados –muchos de ellos se acogieron a su derecho a no declarar o solo respondieron a sus abogados– protagonizaron las primeras sesiones. Pero el proceso se ha atascado en el arranque de la parte testifical: en las cuatro jornadas que ya suma esta fase solo han declarado dos policías. Uno de ellos, el que tuvo la función de secretario del atestado policial, cumplirá hoy su cuarto día declarando. Con una previsión de un centenar de testigos y peritos y un calendario de más de una treintena de sesiones repartidas entre este junio, julio, septiembre, octubre, noviembre y diciembre –la última está fijada para el día 19, a las puertas de las navidades–, al ritmo actual parece difícil que el juicio no se extienda hasta 2025.

El juicio se está celebrando en la “macrosala” de vistas del complejo judicial de Pizarro. Con 28 acusados, entre ellos el presunto cabecilla, el vilanovés Juan Carlos Santórum, con la excepción de Ismael C.B, que está en prisión por otra causa, a día de hoy todos los procesados se encuentran en libertad. El 24 de abril fueron excarcelados los 14 tripulantes originarios de Nepal y Bangladesh del “Karar”, al cumplirse los cuatro años máximos de prisión provisional desde que fueron detenidos en pleno abordaje del buque, y este pasado fin de semana salió del penal René R.R., natural de Colombia, quien fue arrestado en Madrid en junio de 2020, semanas después de la incautación del gran alijo.

Biombo

En la sesión de ayer del juicio continuó declarando, protegido por un biombo, el mismo policía nacional del Greco que ya protagonizó las dos anteriores jornadas de mayo. Tras concluir el extenso interrogatorio del fiscal, que estuvo intercalado por la audición de las grabaciones realizadas a parte de los acusados durante las pesquisas previas al abordaje del “Karar”, ayer empezaron a preguntar las defensas, pero no dio tiempo a que interviniesen todos los abogados, por lo que este testigo tendrá que regresar hoy. El juicio avanza con lentitud y ya se perfila como el más largo celebrado hasta la fecha en Vigo.

El encuentro en un monte con mandos policiales de la Udyco

El interrogatorio al testigo policial que compareció ayer se retomó, según informa Efe, con la reproducción de grabaciones a los encausados en las horas previas al abordaje de la embarcación y con un encuentro que mantuvieron varios de ellos con policías de la Udyco de Pontevedra, de madrugada, en un monte. Hacia las 02.37 del 24 de abril de 2020, el principal acusado, Juan Carlos Santórum, Emilio Xosé R.C. y Braulio V.V. fueron a un descampado en un monte y se citaron supuestamente con dos mandos de la Udyco de Pontevedra con el propósito, presuntamente, de saber qué información manejaba la Policía sobre la droga que intentaban llevar a tierra. El 23 de abril, antes de dicho encuentro, ante la presión policial, los acusados habrían manejado distintas alternativas: desde pagar posibles comisiones a agentes para determinar qué sabían, seguir con la operación y, si hubiera “un marrón criminal”, trasladar en lancha mil kilos de droga hasta un monte en Muros (A Coruña). Incluso el supuesto líder valoró “intentar escapar”, que lo que acabó haciendo.