El atasco judicial o el derecho a la vivienda, en el congreso de Jueces para la Democracia

La asociación elige Vigo para este evento anual, que también abordará los derechos laborales, la violencia de género o la protección de los menores

Recepción de ayer con el alcalde en el Pazo de Castrelos.

Recepción de ayer con el alcalde en el Pazo de Castrelos.

Vigo acoge hoy y mañana el 38 Congreso de Juezas y Jueces para la Democracia (JJpD). Tras la recepción celebrada ayer en el Pazo de Castrelos, este evento anual en el que la asociación renovará a su actual Secretariado tras dos años de mandato arrancará con un acto de inauguración al que asistirán el alcalde, Abel Caballero; la delegada de la Xunta, Ana Ortiz; el presidente del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), José María Gómez Díaz-Castroverde; el secretario de Estado de Justicia, Manuel Olmedo Palacios; y la magistrada Begoña García Meléndez en representación del Secretariado de JJpD.

El congreso reúne en Vigo a magistrados y jueces de toda España. Junto a hacer una reflexión de la crisis de las instituciones y el “desgaste” de los movimientos populistas, durante estas dos jornadas se abordará el problema de la falta de renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) tras cinco años en situación de interinidad, “carencias” como una Ley de Enjuiciamiento Criminal del siglo XXI, propuestas para la mejora de la Escuela Judicial, el uso de la inteligencia artificial en los tribunales o “la necesidad de garantizar una carga de trabajo razonable para la judicatura”, que permita afrontar las oleadas de litigiosidad “que inundan los tribunales y provocan retrasos y dilaciones en la tramitación de los asuntos”.

Junto a otras materias como los derechos laborales o los derechos humanos en materia de inmigración, el congreso estudiará diversas propuestas que defienden la efectividad del derecho a la vivienda y una regulación específica de los pisos turísticos, la exigencia europea de que las personas interinas de larga duración tengan estabilidad, los derechos de discapaces, juzgados especializados en proteger a la infancia o medidas para garantizar la igualdad y otras para reconocer la violencia de género “como una lacra que las instituciones no pueden ignorar como ha sucedido en algunas comunidades autónomas”. Es la segunda vez que esta asociación escoge Vigo para celebrar su congreso anual.