Crucial intervención policial para salvar a un hombre que sufrió un infarto en O Calvario

El paciente estaba en la calle convulsionando cuando llegaron los agentes

El hombre sufrió el infarto cuando se encontraba en la calle Jenaro de la Fuente

El hombre sufrió el infarto cuando se encontraba en la calle Jenaro de la Fuente / G. M.

La "rápida" intervención de agentes de la Policía Local de Vigo consiguió salvar a un hombre de 71 años que sufrió un infarto en plena calle, en O Calvario. Las maniobras de reanimaciónlograron estabilizar al paciente, que luego fue trasladado al hospital Álvaro Cunqueiro.

Los hechos ocurrieron cerca de las las 10:20 horas de ayer, cuando desde la central policial se dio aviso de que un hombre se encontraba convulsionando en la vía publica, a la altura de una parada de autobús en la calle Jenaro de la Fuente.

Una patrulla que se encontraba cerca del lugar se personó en tan solo tres minutos y observó a un varón tendido en el suelo. Tras comprobar que no presentaba signos vitales, iniciaron la maniobra de RCP y solicitaron apoyo inmediato de otras patrullas.

Traslado al Cunqueiro

Al punto acudieron otras dos unidades, que se fueron relevando en los mansajes de reanimación cardiopulmonar del hombre. Se procedió ademas a la colocación del desfibrilador externo semiautomático (DESA), el cual emitió dos descargas, continuando los funcionarios con masaje cardíaco e insuflaciones utilizando un ambú.

Entonces, el varón comenzó a respirar y a moverse, por lo que se procedió a colocarlo en posición lateral de seguridad, hasta la llegada de una ambulancia medicalizada, que lo traslado al hospital. Los servicios médicos confirmaron que el hombre había sufrido un infarto y que se recupera favorablemente.

Este caso "resalta la importancia de la pronta actuación de los cuerpos de seguridad en situaciones de emergencia, así como la necesidad de contar con los medios adecuados para una rápida intervención con resultado satisfactorio", asegura la Policía Local.

Fuentes sanitarias han destacado que los policías "hayan hecho una reanimación tan efectiva en la calle, que no es fácil que el paciente salga adelante". Ya en el hospital, a los sanitarios les correspondió la labor de diagnosticarlo y operarlo acto seguido, logrando que 24 horas después ya estuviese consciente, sentado y desayunando en la sala de reanimación.