Agresión homófoba en una vivienda del Casco Vello: "Tengo miedo"

Un vecino denuncia que un compañero de piso le pegó "muletazos" por diferentes parte del cuerpo por ser homosexual

Juan Manuel Castro muestra la denuncia.

Juan Manuel Castro muestra la denuncia. / José Lores

Con fiebre, el codo magullado, moratones por el cuerpo y miedo a salir de su habitación. Así se encuentra Juan Manuel Castro Sánchez, un vecino de Vigo que denuncia una agresión homófoba en su propia vivienda de la Travesía de la Esperanza, en el Casco Vello bajo. Acusa a un compañero de piso septuagenario de darle “muletazos” por ser homosexual. Lamenta que esta persona le insulta desde que comparten residencia -primero, en el edificio, que es un hostal; desde hace dos años, en el mismo apartamento, donde habitan cuatro hombres-.

“Me trata como un despojo. Para mí, esta situación es desesperante, una pesadilla”, relata el afectado, que denunció el episodio ante el juzgado de guardia para pedir una orden de alejamiento. No le fue concedida en primera instancia por el de instrucción número de 3, por lo que recurrirá con más partes de lesiones tras acudir al PAC de Pizarro y, después, al Cunqueiro, adonde fue dirigido desde el punto de atención continuada y el centro médico del Casco Vello. “Me pegó en el brazo derecho, que lo tengo inmovilizado, los genitales y el abdomen”, destaca.

Asegura que, si no es por la ayuda de sus vecinos, su compañero de piso le habría dado en la cabeza con la muleta. “Empecé a gritar y vinieron a auxiliarme. Me faltó al respeto y le contesté, entonces, optó por agredirme. Este hombre, además de homófobo, es muy racista. Tiene problemas con los todos los residentes. Tengo un miedo terrible a salir de la habitación. Ya antes, esperaba a que se fuera para usar las zonas comunes”, indica Juan Manuel, que decidió denunciarlo ahora porque, hasta la fecha, no había llegado a la agresión física.

Reconoce que lo está pasando “muy mal” debido al dolor. Le tuvieron que cambiar la medicación por la inflamación, señala. Ya se ha puesto en contacto con la asociación Nós Mesmas, de defensa de los derechos de las personas LGBTIQ+, con sede en Torrecedeira, para que lo asesoren en el proceso de denuncia. Su objetivo es que se haga justicia y que este tipo de comportamientos dejen de sucederse en pleno 2023.

Suscríbete para seguir leyendo