El COVID sigue irrumpiendo en la sala de autopsias

Los forenses de Vigo continuan haciendo PCR a los cadáveres pasados tres años desde que irrumpió el virus | El último positivo saltó el lunes y hubo otro la semana pasada: en estos casos no se hace la autopsia

José Luis Gómez, en la sala de autopsias del Hospital Nicolás Peña, que en unos meses será sustituida por la que se habilitará, con nivel BSL-3, en la Ciudad de la Justicia.

José Luis Gómez, en la sala de autopsias del Hospital Nicolás Peña, que en unos meses será sustituida por la que se habilitará, con nivel BSL-3, en la Ciudad de la Justicia. / José Lores

Marta Fontán

Marta Fontán

El Gobierno aprobó esta semana el fin de la obligatoriedad de las mascarillas en farmacias, residencias y centros sanitarios, con algunas contadas excepciones, medida que se oficializó ayer mismo mediante su publicación en el BOE. La Orden SND/726/2023 da así por finalizada una crisis sanitaria, la del COVID-19, que lo cambió todo y a todos los niveles. En el sector judicial uno de los ámbitos en donde hubo que tomar estrictas medidas fue el de la medicina forense. Durante la época más dura de la pandemia las autopsias a los cadáveres se redujeron al mínimo, por el riesgo biológico de contagio para los profesionales que se encargaban de su ejecución y, por tanto, de propagación de la enfermedad. A día de hoy las cifras de estos exámenes post mortem han recuperado la normalidad pero, transcurridos ya más de tres años desde que irrumpió este virus, se siguen realizando pruebas PCR a todos los cuerpos. ¿Y qué ocurre si da positivo? Pues en estos supuestos no se hace la necropsia. El último caso ocurrió este lunes. Y hubo otro la pasada semana. Los forenses se limitaron a realizar un reconocimiento externo de los cadáveres, así como a recoger muestras para los preceptivos análisis de tóxicos. Aunque estos fallecidos dieron positivo en coronavirus, las fuentes consultadas aclaran que no fallecieron por esta dolencia sino por otras causas también de tipo natural.

“El protocolo sigue vigente”, confirma José Luis Gómez, jefe de Patología Forense de la sede viguesa del Imelga. Así que si la PCR practicada a un cadáver arroja un resultado positivo en COVID, la autopsia está contraindicada. ¿Y si esa necropsia fuese imprescindible? ¿Si el que porta el virus fue víctima de un crimen y el examen forense resulta clave para determinar las causas y la autoría de dicha muerte violenta? En estos casos la instrucción es trasladar el cuerpo al Hospital Universitario de Ourense, la única instalación que a día de hoy cuenta en Galicia con una sala de bioseguridad nivel 3 (BSL-3) que, por sus características, sí permite hacer este tipo de autopsias. Durante estos últimos tres años en Vigo ninguna víctima de homicidio o asesinato dio positivo en coronavirus, por lo que no fue necesario acudir a dicha solución excepcional, aunque ese supuesto sí se dio por ejemplo en A Coruña.

BSL-3

Los forenses de Vigo continúan haciendo las autopsias en la sala del Hospital Nicolás Peña de Vigo, que no está preparada para fallecidos con o por COVID. La cosa cambiará, y mucho, cuando se ponga en marcha la de la Ciudad de la Justicia, que tendrá ese nivel BSL-3 que permitirá abordar con garantías los exámenes forenses de cadáveres con este y otros virus. “Aunque estando bien protegidos no debería haber ningún problema, una autopsia a un cadáver con coronavirus en una sala normal como la que tenemos ahora tiene a priori un elevado riesgo de contagio porque se manipulan los órganos, se crean aerosoles y partículas...”, explica Gómez, añadiendo que, además, el hecho de tener a un fallecido contagiado en las instalaciones obligaría a una desinfección a fondo del material y mobiliario.

En todo caso, concluye este médico forense, en el día a día en las salas de autopsias están expuestos a otras enfermedades infecciosas que, en ocasiones, detectan en los exámenes, como la neumonía. Alguna vez se han encontrado también con tuberculosis. La protección de los profesionales, con pijamas, batas impermeables de un solo uso, guantes especialmente reforzados o mascarillas, resulta clave para evitar sustos y contagios en la actividad que realizan.

Suscríbete para seguir leyendo