Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La quiebra de Hiperxel atrapa a un centenar de proveedoras con hasta 4 millones: “Nos ahogó”

Empresas se reúnen con el administrador concursal para trasladar documentación y defenderán la apertura de una pieza de calificación contra Novás y Villamizar | Sus emisiones de “pagarés sin fondos” causaron un efecto dominó

Tienda de Hiperxel en Sanjurjo Badía. MARTA G. BREA

La empresa familiar que dirige Miguel es una de las principales perjudicadas por el desplome de Hiperxel (marca comercial de Xeldist Congelados). No quiere que este escándalo perjudique “más” a su marca, por eso pide que no se le identifique por su verdadero nombre.

Se va a personar como parte perjudicada en el concurso de acreedores de la compañía y batallará, como todas las acreedoras consultadas que han caído en esta quiebra, por la apertura de una pieza de calificación y la “plena investigación” de los responsables de lo que considera un fraude.

“Nos dieron mucho papel, tuvimos tantos pagarés sin fondos que los bancos nos recortaron las líneas de descuento. Nos ahogó financieramente”

decoration

Hay otros 99 casos como el de Miguel. En suma, el descalabro de la principal cadena minorista de venta de productos congelados en Galicia –y una de las tres mayores de España, con La Sirena y Ultracongelados Virto– ha atrapado a cien proveedoras de pescado, carne, legumbres o helados. Los impagos rondan en total los cuatro millones de euros. En esta nómina figuran mercantiles de la entidad de Iberconsa, Videmar, Frigalsa, Europacífico, Findus, Sofrimar o Frioantartic.

Aunque sobre el papel solo constaba como administrador único de Hiperxel el venezolano Juan José Villamizar Velásquez, como titular y en representación de Vinova Investments, todas las fuentes consultadas atribuyen la “dirección efectiva” del grupo a Eusebio Novás Hay, que él niega. Este periódico se dirigió ayer al empresario arousano para trasladarle todos los extremos de los que consta esta investigación, con acuse de recibo, sin ninguna respuesta. “Él es la figura que está detrás de todo esto, el cabecilla es él. Sin ninguna duda”, zanja un acreedor de Hiperxel. No es acreedor de Congelados Cíes SL, la única cadena minorista que Novás sí admite haber gestionado.

“Él era el responsable de Congelados Cíes SL y Congelados Cíes del Noroeste [en referencia a la empresa que se fusionó con Hiperxel]. Juan [Villamizar] estaba en Madrid, yo traté con Eusebio”

decoration

De modo que serán dos personas, y no solo contra la que era el teórico líder en solitario de la compañía, las que señalarán estas proveedoras ante el administrador concursal y el juzgado de lo Mercantil de Vigo. Otra firma consultada acreedora de Xeldist (Hiperxel) constata que trató con Novás Hay y que nunca le vendió “a la Congelados Cíes antigua”, en referencia a la SL.

FARO dispone, de hecho, de varios correos electrónicos con recibos y emisiones de facturas en los que este directivo firma como consejero delegado de Vinova a mediados del año 2022, cuando esta mercantil ya era dueña de la antigua filial de Iberconsa, pese a que ha negado esta vinculación por escrito en un comunicado. Eusebio Novás Hay acaba de ser condenado a dos años y medio de prisión por sendos delitos contra la Hacienda Pública y falsedad en documento mercantil. El tribunal considera probado que amañó pedidos falsos para recuperar importes de IVA: “No tiene duda esta juzgadora que quien dirigía y tenía el control efectivo es el acusado Eusebio”, aunque no constaba como administrador de la firma, Ucaglobal. “Es una obviedad señalar que no es necesario ser formalmente administrador de la sociedad para dirigir y gestionar la misma”, dice el fallo, firmado por la magistrada Montserrat Delgado y que avanzó el Decano.

Quitas

A las empresas que suministraban mercancía a Hiperxel se les aplicó, en el plan de reestructuración presentado en noviembre –y aprobado después–, una quita del 50% a sus créditos. Las cantidades a abonar a continuación iban a ser restituidas con un calendario de pagos que no arrancaba hasta el primer trimestre de 2026, con un interés del 2,5%. Pero la cadena no resistió tanto: una sentencia anuló parcialmente este plan al considerarlo abusivo, descolgó de él a parte de los acreedores financieros y la empresa se entregó finalmente a un procedimiento de insolvencia. Como destacaron fuentes de los fondos Certior Capital y Resilience Partners, que prestaron a Vinova el dinero para comprar Hiperxel y ahora también han quedado en la estacada, la sociedad ya estaba demasiado deteriorada para lograr una remontada.

El juzgado asignó al bufete vigués de Lener el cargo de administrador concursal, que fue aceptado el 2 de mayo. El equipo que dirige Javier Romano, el mismo que desenredó de inicio la trama de Pescanova SA (vieja Pescanova), tiene todavía más de un mes para entregar su informe.

Compartir el artículo

stats