Vigo registra el mejor arranque de año en empleo juvenil desde la recesión de 2008

Más de 4.000 menores de 25 años consiguieron trabajo el pasado marzo, la cifra más alta de la última década | La reforma laboral, clave para entender la mejora en los datos | Hostelería y telecomunicaciones tiran del carro

Jóvenes camareros sirviendo ayer en una terraza de Vigo

Jóvenes camareros sirviendo ayer en una terraza de Vigo / Marta G. Brea

Vigo está recuperando el pulso económico a pasos agigantados desde la grave crisis provocada por la pandemia. La mejor forma de medir la situación por la que atraviesa un territorio concreto es el crecimiento en el empleo. Y este arranque de 2023 ha sido el mejor en cuanto a creación de puestos de trabajo en la ciudad desde el 2008, año en que se empezó a fraguar la dramática recesión financiera. En marzo se registraron 108.719 afiliados, una cifra que no se alcanzaba en estas mismas fechas desde hace más de una década. Son casi 2.000 más que en el mismo mes de 2022.

Uno de los factores clave para entender estos datos es la reforma laboral, que está dejando huella en el mercado. Con más de doce meses ya de vigencia, su impronta es más que notable y ya no quedan dudas de que favorece la generación de empleo. Poco a poco, además, la brecha de género en cuanto a las contrataciones va desapareciendo. Es más, ya ha dado un vuelco: 54.948 mujeres consiguieron un empleo en marzo frente a 53.771 hombres en Vigo.

Y uno de los aspectos más importantes, el que quizás preocupa desde hace más tiempo en España como es el desempleo juvenil, en Vigo también está empezando a frenarse. Porque los datos de afiliaciones a la Seguridad Social en este inicio de año en Vigo son excelentes. En marzo consiguieron trabajo 4.230 menores de 25 años, cifra que tampoco se veía desde 2008. Con los problemas que están teniendo los jóvenes en la última década para incorporarse al mercado laboral, al menos la urbe olívica puede presumir de que ofrece más oportunidades para aquellos vigueses que quieren desarrollar su futuro laboral aquí y no verse obligados, por tanto, a emigrar. Y también para jóvenes de fuera que apuestan por Vigo para llevar a cabo su proyecto de vida.

Pero hay que apuntar que los últimos datos de empleo que publica el Instituto Galego de Estatística (IGE) son buenos en casi todos los tramos de edad, incluso en los más difíciles. Por ejemplo, 16.148 vigueses de entre 50 y 54 años se afiliaron a la Seguridad Social el pasado mes de marzo. Hay que tener en cuenta que este grupo etario fue el más perjudicado por las sucesivas crisis que se vivieron en la última década y media. Primero fue la recesión que se inició en 2008 y se extendió prácticamente hasta 2014. Y luego la que provocó la pandemia. Muchas personas de estas edades, y también mayores, perdieron el empleo y se quedaron en tierra de nadie, pues posteriormente, por ser “mayores”, las empresas no las querían contratar y se vieron abocados o bien a reciclarse profesionalmente o a esperar y que por fin les llegase su oportunidad. Ahora parece que muchos de ellos, al menos en Vigo, están consiguiendo salir adelante.

Los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados el pasado mes de abril sitúan en 124.100 el número de ocupados en la ciudad, lo que supone un ligero incremento del 1,31% respecto al primer trimestre del año anterior.

  • 1. Los mayores de 50, también de récord

    16.148 vigueses de entre 50 y 54 años se afiliaron a la Seguridad Social el pasado mes de marzo, también la mejor cifra desde el año 2008.

  • 2. Desestacionalizar el turismo, fundamental

    El atractivo turístico de Vigo durante buena parte del año permite a sectores como la hostelería estar contratando con frecuencia.

  • 3. Vuelta al mercado tras la pandemia

    Muchas de las personas que se quedaron sin trabajo durante la pandemia está consiguiendo en los últimos meses volver al mercado laboral.

Este buen comportamiento del mercado laboral se ha traducido en una reducción de 5.700 personas entre los parados de la ciudad, lo que supone una caída del 27,14% hasta las 15.300 vecinos. Esta caída multiplica por siete la registrada en Galicia. A pesar de la subida de precios en alimentos a comienzos de 2023, la estabilización del precio de la luz y las materias primas evitó un nuevo frenazo en la economía tras la cuesta de enero.

Uno de los sectores que más está contratando estos meses es la hostelería. En marzo hubo un repunte de afiliaciones a la Seguridad Social porque bares, restaurantes y hoteles tenían que reforzarse para la Semana Santa. Y ahora hay que tener en cuenta que el verano está ya a las puertas. Eso, sumado a que Vigo ha logrado desestacionalizar el turismo, provoca que el sector hostelero realice contrataciones durante prácticamente todo el año y que, incluso a veces, no encuentre personal.

Entre los otros sectores que más está tirando del empleo de la ciudad y que son clave para entender la buena situación del mercado laboral, se encuentran también las empresas dedicadas a la informática o las telecomunicaciones, que están contratando a cada vez más ingenieros.

[object Object]

El gobierno local de Vigo validó recientemente las bases para seleccionar a las personas candidatas al Plan de Emprego Municipal, que dispone de un presupuesto de 1,5 millones de euros. Este trámite permitirá ofrecer un puesto de trabajo a 75 personas, que se suman a otras 75 ya contratadas en estos momentos. Los contratos firmados al amparo del programa tienen una duración de seis meses y la finalidad del gobierno municipal es “mejorar la formación” y “facilitar la adquisición de mayores habilidades profesionales de las personas beneficiarias”, así como su “capacitación y competencia profesional”.

Suscríbete para seguir leyendo