Zona Franca escoge este martes el proyecto que transformará el complejo de López Mora

Los cuatro equipos de arquitectos aspirantes, con premios nacionales e internacionales, optan por potenciar las zonas verdes y generar un gran espacio público de acceso | El presupuesto estimado supera los 15,7 millones

Una gran plaza pública con zonas verdes, un parque para dar continuidad al pulmón verde de A Seara, una terraza con vistas al mar para tomar algo o practicar deporte, espacios para dar cabida a tiendas efímeras o un gimnasio. Son algunas de las propuestas que incluyen los cuatro equipos de arquitectos en sus proyectos para recuperar el pulso de estas instalaciones. El próximo martes se conocerá el ganador: se reúne la mesa del jurado desde las 10.00 horas para determinar qué profesionales deberán asumir la responsabilidad de ejecutar el proyecto de construcción. Los honorarios totales, con el premio incluido, alcanzarán como máximo la cantidad de 786.500 euros.

El objetivo del Consorcio es dar cabida en estas instalaciones a una biblioteca, un centro de negocios, de emprendimiento y de formación, un laboratorio cuántico y la sede de la fábrica de semiconductores fotónicos. A su vez, pretende convertir este lugar en un punto de encuentro ciudadano en el que las personas sean la piedra angular.

Los arquitectos tomaron buena nota de la voluntad de Zona Franca. En base a la información que recogen las memorias de los cuatro equipos aspirantes, a las que ha tenido acceso FARO –se desconoce a qué equipo pertenece cada proyecto, como es habitual en concursos con jurado–, la revitalización de este ámbito de la ciudad se logrará con una inyección de zona verde, sostenibilidad y humanización. Las vallas que delimitan este complejo desaparecen en todas las propuestas para dar paso a un espacio amplio que persigue invitar a cualquier ciudadano a entrar.

El presupuesto estimado por el Consorcio para la ejecución de la futura obra es de 15.730.000 euros, cifra que se concretará durante la redacción del proyecto.

PROYECTO “BURBIDA Preto de nós”

David Regades y Abel Caballero, con los arquitectos. |   // ALBA VILLAR

David Regades y Abel Caballero, con los arquitectos. | // ALBA VILLAR / Borja melchor

Gimnasio, terraza con vistas y jardines

Esta propuesta contempla la “transformación de los viejos edificios que ocupaban las dependencias de la Caja de Ahorros de Vigo en luminosos inmuebles de última generación”. Eso sí: los arquitectos pretenden mantener tanto sus conceptos estructurales como dimensionales.

También se propone la eliminación de las vallas para dar vida a un espacio conectado con el barrio en el que destacarán las zonas verdes. El edificio más grande albergaría un centro de negocios, la biblioteca universitaria, un aparcamiento y una oferta de servicios asociados: un aparcamiento de bicicletas y patinetes, un gimnasio-fitness, un lugar para asesoramiento en el desarrollo de proyectos, una sala polivalente, un espacio de relajación y networking y terraza con vistas. Otro edificio acoge el centro de formación; un tercero, los laboratorios; y el cuarto complementaría el centro de negocios.

Proyecto “campus urbano”

Zona Franca escoge este martes el proyecto que transformará el complejo de López Mora

Zona Franca escoge este martes el proyecto que transformará el complejo de López Mora / Borja melchor

Parque, plaza y rampas mecánicas

Una de las ideas estrella que recoge esta propuesta es la creación de un parque que ocupa la totalidad de la superficie libre que rodea los edificios, los cuales estarían comunicados mediante una pasarela elevada cubierta a modo de calle. También destacan la apuesta por las rampas mecánicas de conexión con Tomás A. Alonso, un guiño al programa Vigo Vertical promovido desde el Concello, y la creación de una extensa plaza pública para dar amplitud a la calle López Mora, por lo que desaparecerían las vallas que delimitan actualmente el recinto.

El edificio 1, el más grande, albergaría la biblioteca, un espacio de coworking y, en la última planta, la cafetería, con terraza y vistas al mar. En el edificio 2, se emplazaría el centro de formación. Otro bloque daría cabida al centro de negocios y una cafetería en la planta baja; y el cuarto se prepararía para acoger los laboratorios y servicios relacionados.

Proyecto “Novos fluxos”

Zona Franca escoge este martes el proyecto que transformará el complejo de López Mora

Zona Franca escoge este martes el proyecto que transformará el complejo de López Mora / Borja melchor

Ascensores públicos y usos comerciales

“Convertir la parcela en un espacio público abierto, transitable y que comunique diferentes niveles y calles a través de un jardín”. Es el resumen de la actuación que se propone en el proyecto “Novos fluxos”.

Su objetivo es alumbrar un espacio público abierto y soleado que una todos los servicios interiores que se encuentran en los distintos edificios –la sala multiusos del edificio 3 de laboratorios, el anfiteatro del edificio 2 de formación y la biblioteca y restaurante del edificio 1–, generando una plaza que comunica con todas las calles, ya sea mediante escaleras o ascensores abiertos al público.

Entre las novedades, el uso comercial que se prevé en las plantas bajas de los edificios 2 y 3 para conseguir que esta zona “tan cerrada en sí misma” se transforme “en un centro urbano volcado a la ciudad”. Además, se plantean 100 plazas de aparcamiento para coches y 40 para motos en sótano.

Proyecto “trabajando en el jardín”

Zona Franca escoge este martes el proyecto que transformará el complejo de López Mora

Zona Franca escoge este martes el proyecto que transformará el complejo de López Mora / Borja melchor

Trabajo, ocio, deporte, relax y tiendas

Un espacio para ir a trabajar, pero también para practicar deporte, disfrutar, relajarse e incluso comprar en puestos efímeros –pop-ups– para actividades comerciales. Es el multiconcepto que trae bajo el brazo el proyecto “Trabajando en el jardín”. Prevé convertir el edificio 1, el más grande, en un hub de espacios productivos, tiempo, ideas, negocios y servicios complementarios. Incluiría la biblioteca y, en la cubierta, un gran espacio de ocio, deporte y bienestar con vistas a la ría que ofrecería dotaciones para hacer ejercicio y áreas de relax, descanso y networking. El bloque 2 acogería la parte docente; el 3, los laboratorios; y, el 4, el centro de negocios.

Esta propuesta dibuja la apertura de un nuevo parque hacia López Mora y una nueva calle-plaza peatonal que enlace Pérez Bellas con Tomás A. Alonso y la zona universitaria en la que haya una grada –podría funcionar como auditorio o lugar de eventos o lecturas–.

Suscríbete para seguir leyendo