La compañía viguesa de teatro 'A Panadaría,' víctima de insultos machistas en una representación en Gran Canaria

Las actrices están de gira representando la obra "As que limpan"

Uno de los momentos de la representación

Uno de los momentos de la representación / A Panadaría

R. V.

Indignación en las redes sociales por el testimonio compartido por la compañia de teatro viguesa 'A panadaría', cuyas actrices han sido víctima de vejaciones e insultos machistas en el festival solidario ESPAL de Gran Canaria.

En una publicación que acumula cientos de 'likes', las integrantes explican que en las últimas horas viajaron hasta la isla para representar la obra de teatro 'As que limpan', con la que llevan unos meses girando por distintos escenarios de España. Se trata de una función reivindicativa con la que se quiere poner en valor el papel de la mujer, es decir, es una obra de teatro con perspectiva feminista.

Las afectadas cuentan como, ante un público formado por unos 600 adolescentes (la representación estaba dirigida a diferentes institutos de la zona), las actrices salieron al escenario "baixo un balbordo ensordecedor a todo volume", un " boureo agresivo, e violento por parte do alumnado". La cosa no hizo más que empeorar, pues según narran desde la compañía, poco después de que Noelia -una de las protagonistas- saliese al escenario, un joven gritó: "¡Limpia, puta!".

"A partir de aí foron 90 minutos de silbidos, insultos, abucheos, comentarios sexuais, grupos entrando e saíndo do teatro, risos burlóns e ameazas. E, durante a obra, repetíanse os berros de "put4s, put4s!", explican.

La publicación en la que narran lo ocurrido se ha llenado de comentarios de apoyo a las actrices, que reflexionan: "Que cedo aprenden os homes a insultarnos con ese "put4". O peor insulto, o máis humillante, o que non ten equivalente en masculino (ou si? Ai, si, fillo de puta). E din puta e tratan de humillarnos, como se o noso corpo non fora noso, como se a nosa dignididade dependese de que fagamos ou non con el o que nos pete".

Al terminar el espectáculo, otra de las actrices salió al escenario para plantar cara al acoso recibido: "Puta non é un insulto. A nós non nos insultades con iso. Insulto é ser puteiro". Una intervención por la que solo recibieron más gritos.

La compañía lamenta profundamente lo ocurrido y asegura que sigue adelante porque "o mundo vai ser feminista porque non imos parar".