El Concello vincula la vigencia de la ordenación provisional a los informes positivos de la Xunta

Amplía el plazo de este instrumento hasta un máximo de tres meses por “retrasos” en informes del PXOM del gobierno gallego, que le replica: “Siempre respondimos en tiempo” | Faltan los de Infraestruturas y Patrimonio

Vista general de la ciudad, con la ría al fondo.

Vista general de la ciudad, con la ría al fondo. / MARTA G. BREA

Para evitar que decaiga el Instrumento de Ordenación Provisional (IOP), aprobado de forma definitiva a finales de julio de 2019 para permitir edificar en unas 50.000 parcelas –minimizando así el bloqueo urbanístico en el que estaba sumida la ciudad desde que el Tribunal Supremo tumbase cuatro años antes el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) de 2008–, la Xerencia Municipal de Urbanismo acordó la suspensión por un máximo de tres meses del cómputo del plazo de vigencia de esta herramienta alegando “retrasos” en la tramitación de informes de la Xunta con respecto a la revisión del PXOM, los cuales “no se pueden imputar” a la entidad local. “Que quede claro que esto no supone la suspensión del IOP. La prórroga es de hasta tres meses, es decir, si la Xunta envía los informes favorables dentro de un mes, la ampliación sería de un mes, no de tres”, destacan desde el equipo de Abel Caballero.

“Llevamos más de nueve meses de retraso acumulados en [la emisión de] diferentes informes de la Xunta de Galicia. La ley nos permite suspender los plazos de la Ordenación Provisional en aquellos casos de informes de otras administraciones y eso es lo que se ha hecho: suspender el cómputo del plazo de vigencia del IOP desde el 5 de abril –es decir, ayer, un día después del envío por parte del Concello de documentación a la Axencia Galega de Infraestruturas (AXI) para lograr su informe favorable– por un periodo de tres meses, el tiempo máximo que permite la ley”, informan fuentes municipales.

Urbanismo hace referencia en su escrito a dos informes de la AXI que llegaron al Concello en febrero y diciembre de 2022 que, según expone, habían sido solicitados cinco meses y tres meses y medio antes, respectivamente, “a pesar de que la Lei do solo de Galicia establece un plazo máximo de emisión de informes autonómicos de tres meses”.

La Xunta subraya que el pleno del Concello aprobó inicialmente el PXOM el 26 de agosto de 2021 y se lo remitió a la administración autonómica para su revisión. “Durante este tiempo, la Xunta elaboró 15 informes sobre el Plan y 13 fueron positivos, pero dos, que se remitieron el pasado 26 de diciembre al Concello, fueron desfavorables: el de la Dirección Xeral de Patrimonio Cultural (tercera vez que se emite un informe negativo) y el de la Axencia Galega de Infraestruturas”, informa.

Sobre el primero, indica que Patrimonio “pide que se hagan prospecciones del territorio para conocer todos los bienes culturales, tenerlos adecuadamente localizados y evitar que el desarrollo urbanístico de la ciudad provoque daños”. “La negativa del Ayuntamiento para realizar estos estudios impide disponer de una foto fija actualizada del patrimonio arqueológico, arquitectónico y etnológico de la ciudad, que estamos obligados a respetar y proteger”, apunta.

“Las principales carencias del PXOM en este capítulo son la ausencia de un estudio de tráfico en las carreteras autonómicas que recorren Vigo"

Al respecto del informe desfavorable de la AXI, destaca que “tampoco es nuevo, pues va en el mismo sentido del que se emitió hace un año: enero de 2022”. “Las principales carencias del PXOM en este capítulo son la ausencia de un estudio de tráfico en las carreteras autonómicas que recorren Vigo, por lo que no se puede acreditar que no se vayan a saturar por el futuro desarrollo urbanístico, y que se impute a la Xunta el coste de 85 millones de euros de los seis últimos tramos de la carretera PO-010 (Ronda A Balsa-Baruxáns) al tratarse de un camino interno del Ayuntamiento en Beade”, apunta. Sobre esto último, Urbanismo ya recoge en el acuerdo que, “a pesar de suponer un caso excepcional en todo Galicia”, elimina la imputación financiera a la Xunta “para el desarrollo viario de Vigo para los próximos años”.

“La Xunta de Galicia siempre respondió en tiempo y forma al Ayuntamiento para que la ciudad disponga de un Plan lo antes posible, pero el Gobierno local demoró en reiteradas ocasiones el cumplimiento de los requisitos”, indica el gobierno gallego, que recibió ayer la respuesta del Concello de Vigo al informe de la AXI, pero aún no tiene la información referida al de Patrimonio.

La oposición critica que “dilate” el visto bueno definitivo al nuevo Plan Xeral

La concejala de Urbanismo, María José Caride, defiende que “no hay ninguna ciudad gallega que esté realizando de forma tan ágil y tan rápida el proceso de revisión de un Plan Xeral”. “El Ayuntamiento de Vigo lo está resolviendo en un tiempo absolutamente récord”, apunta antes de destacar que el Concello “está haciendo todo lo que puede” para que los dos informes pendientes “sean favorables”: “Hemos eliminado la carga financiera de la Xunta de Galicia en materia viaria. Y esto es bastante sorprendente porque es el único concello gallego donde la aportación de la Xunta al viario municipal para los próximos 30 años va a ser de cero euros. Adicionalmente, hemos solicitado a la Xunta que complete la información que nos permita acreditar perfectamente cuál es la situación de las edificaciones situadas en los viarios de titularidad autonómica, información que nos llegó el pasado 21 de febrero. No hay ninguna causa para que ese informe no sea favorable”.

"Ya está bien del boicot de la Xunta a este Ayuntamiento. Tuvo más de dos meses escondido en un cajón el informe desfavorable de Patrimonio sin remitirlo a este Concello”

Añade que el Concello está “revisando todos los aspectos” señalados en el informe de Patrimonio. “Mantuvimos con los técnicos de Patrimonio cuatro reuniones a lo largo de este proceso. De esas cuatro reuniones, Patrimonio nos ha solicitado el análisis pormenorizado de 676 nuevos edificios en la ciudad, edificios situados en todas las parroquias y, en particular, en Teis y Cabral. Hemos ido revisando uno por uno para incorporar algunos al nuevo catálogo y descartar otros que no tienen interés patrimonial a juicio de este Concello. Nos pide en el tercer informe que revisemos concretamente esos edificios, algo que nunca nos había pedido. Nos lo pide en febrero del año 2023. Por lo tanto, no existirá ninguna razón técnica para que el informe no sea favorable. Ya está bien del boicot de la Xunta a este Ayuntamiento. Tuvo más de dos meses escondido en un cajón el informe desfavorable de Patrimonio sin remitirlo a este Concello”, asevera.

El portavoz del grupo municipal del PP, Alfonso Marnotes, asegura que el gobierno local pretende “dilatar la aprobación del Plan” para que se alcance después de las elecciones municipales de finales de mayo. Marea de Vigo considera una “tomadura de pelo” y una “antesala de nuevas anulaciones judiciales” la actuación de la Xunta y el Concello. El BNG indica que la concejala de Urbanismo “no tiene competencia para dictar a través de una resolución la suspensión de un plazo que afecta a dos acuerdos adoptados por el pleno: la aprobación definitiva del IOP y la inicial del PXOM”. También se pronunció al respecto la Federación de Asociaciones Vecinales de Vigo Eduardo Chao (Favec): considera que esta situación genera “inseguridad jurídica” y “perjudica a los vecinos de Vigo”, como apuntó su presidenta, María Pérez.

Las claves del instrumento de ordenación provisional (IOP)

  • ¿Cuándo decaería el IOP?

    La aprobación provisional se debe realizar en el plazo de tres años y medio desde la fecha de publicación del acuerdo de aprobación definitiva del IOP, es decir, el 20 de septiembre de 2019, por lo tanto, el 20 de marzo de 2023. Hay un pero: el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 suspendió los plazos administrativos durante 82 días –desde el 14 de marzo de 2020 hasta el 3 de junio de 2020–. Por lo tanto, el plazo para la aprobación provisional no termina hasta 82 días después de la fecha prevista inicialmente. La Xunta concreta que sería a mediados de julio si se tienen en cuenta solo los días hábiles. De todos modos, la Xerencia de Urbanismo considera que el “retraso” del gobierno gallego en el envío de los informes le permite ampliar este plazo hasta un máximo de tres meses: su vigencia se ampliaría hasta octubre de este año.

  • ¿Qué sucede si decae?

    Si no se cumple el plazo, decaería el IOP, por lo que, para analizar la clasificación del suelo en los ámbitos recogidos en este instrumento, habría que volver a lo establecido en el PXOM de 1993 –no se podrían dar licencias desde Urbanismo durante meses en las zonas afectadas, pero se mantienen las emitidas con el IOP en vigor– y esperar a que se actualicen con la aprobación definitiva del nuevo Plan Xeral de Ordenación Municipal.

Suscríbete para seguir leyendo