2 Billetes de AVE Gratis Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los cruceros de expedición ya representan la quinta parte de las escalas previstas este año

La terminal recibirá este año 21 buques de este segmento, más parecidos a un “megayate” que a un trasatlántico y orientados a una clientela de mayor poder adquisitivo que busca experiencias exclusivas | Cinco fondearán en Cíes

El “Sea Cloud Spirit”, durante su viaje inaugural frente a Cíes. MARTA G. BREA

Vigo se ha convertido en un puerto de referencia para los cruceros de expedición. Del centenar de escalas que la terminal olívica tiene confirmadas para 2023, cerca de una quinta parte estarán protagonizadas por este selectivo segmento de barcos, un negocio que está creciendo como la espuma y que en los últimos años ha ampliado su nicho de mercado dirigiéndolo hacia una clientela de elevado poder adquisitivo, que prefiere viajar en un entorno íntimo, similar al de un gran yate, del que le ofrecen los megacruceros. Además, este perfil de crucerista disfruta de expediciones a lugares escondidos y muy poco frecuentados, a los que el turismo de masas no puede acceder.

Como prueba del incremento de este sector, en 2023 serán 21 los cruceros de expedición que se harán un hueco entre los grandes que toquen en Vigo, frente a los 9 de 2022. Cinco de ellos tienen previsto fondear en Cíes, otro de los destinos al alza, que poco a poco ve incrementada la presencia en sus aguas de este tipo de embarcaciones. Hay que recordar que en 2019 y 2022 aquí fondearon tres cruceros y en 2018, tan solo dos.

Los restantes barcos, pese a pertenecer al mismo segmento, atracarán en el muelle de Trasatlánticos ofreciendo a su pasaje una doble oportunidad: visitar la ciudad y participar en las típicas excursiones terrestres, o bien embarcarse en Vigo en una de las lanchas del tráfico de ría con destino al archipiélago disfrutando de un servicio exclusivo contratado por el operador crucerístico para sus huéspedes.

Es el caso del novedoso SH Diana, que llegará a Vigo el 15 de agosto procedente de Fisterra dentro de un inédito recorrido por la costa atlántica de 10 noches entre Ámsterdam y Lisboa, con precios por persona que van desde los 6.267 hasta unos nada desdeñables 11.935 euros, según informa la armadora británica Swan Hellenic en su web.

Precisamente los elevados precios, tan solo al alcance de economías muy desahogadas, son otra de las señas de identidad que hace que el sector de ultralujo sea más exclusivo. Como tampoco hay muchos cruceros que acerquen a sus huéspedes a lugares tan escogidos como la citada Fisterra, Muros o Ribadeo, cuya playa das Catedrais comienza a ser publicitada por estas navieras para el turismo internacional.

Protagonistas

Volviendo a los cinco barcos que tienen previsto fondear en Cíes, en un principio serán los alemanes Hanseatic Spirit, el 19 de mayo y el supervelero Sea Cloud Spirit –construido en el astillero de MetalShips en Teis–, tres días después; el estadounidense Silver Cloud, el 27 de mayo; el australiano Scenic Eclipse 2, el 10 de junio y de nuevo el Sea Cloud Spirit, el 29 de septiembre. Y hay una novedad que a partir de este año afecta a estas recaladas, ya que las embarcaciones que fondeen en la rada de Cíes tendrán que ajustarse a la normativa amparada por el artículo 39 de la Ley española 14/2014 de Navegación Marítima referido al transbordo del pasaje desde el crucero a tierra, y que hasta ahora se hacía en las embarcaciones auxiliares del buque.

Según fuentes consignatarias, a partir de este año el pasaje del crucero tendrá que hacer dicho transbordo obligatoriamente en los barcos del tráfico de ría. De acuerdo a dicha ley, el uso de las embarcaciones auxiliares de los cruceros tan solo se permite en casos de emergencia, por lo que las operadoras de los cruceros ya se vieron obligadas a contratar a las navieras locales Mar de Ons y Piratas de Nabia alguno de sus barcos en más de una ocasión. Según las mismas fuentes, este servicio está tarifado dependiendo de las horas contratadas, pudiendo alcanzar los 6.000 euros a jornada completa. Lo que sí está claro, sea con fondeo o atraque, es que esta temporada está llamada a ser la de los cruceros de expedición, que poco a poco ganan protagonismo en un mundo dominado hasta ahora por las enormes ciudades flotantes.

Compartir el artículo

stats