Hasta 64% DTO Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La autopista del mar a Liverpool funcionará en junio y moverá 14.700 tráileres cada año

Dos buques realizarán dos frecuencias semanales | Se suministrarán a la planta del Reino Unido casi el 90% de los componentes para fabricar 51.000 furgonetas eléctricas anuales | Bueno: “Es un hito para Stellantis”

Antiguo barco de Suardiaz en el muelle de Bouzas del que saldrán los de la autopista del mar. Marta G. Brea

Será en junio de 2023 cuando empiece a funcionar la nueva autopista del mar que comunicará los puertos de Vigo y Liverpool, cuya creación fue adelantada por FARO. El director de la planta de Stellantis de Balaídos, Ignacio Bueno, encabezó la presentación de este trayecto acompañado por Juan Riva, presidente de Suardiaz –prestará el servicio logístico integral–; el presidente del Clúster de Empresas de Automoción de Galicia (Ceaga), Roberto Cavallo; y el presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Jesús Vázquez Almuiña. El objetivo es conectar por vía marítima las factorías de Balaídos y Ellesmere, que comparten la producción de vehículos comerciales ligeros eléctricos –las seis siluetas del proyecto e-K9–, para el transporte de piezas, componentes y demás mercancías.

Stellantis señala que el suministro estará plenamente operativo en junio de 2023, con dos frecuencias semanales que realizarán dos barcos –transportará 14.700 tráileres al año–, aunque ya desde principio de año Suardiaz asegurará las entregas necesarias para la fabricación de preseries en la planta británica. Con el lanzamiento de este nuevo servicio de logística marítima para el suministro de piezas a la planta de Ellesmere Port, se reducirán las emisiones de carbono en línea con el Plan Estratégico de Stellantis Dare Forward 2030. En comparación con el transporte por carretera, la ruta marítima directa generará un 30% menos de emisiones de dióxido de carbono (CO2) en el transcurso de un año completo, reduciendo un 37% el consumo de energía.

Como detalla Stellantis, en un escenario de gran volumen de producción de sus vehículos comerciales ligeros, segmento en el que la compañía es líder en Europa, pone en marcha un nuevo flujo de aprovisionamiento desde Vigo a la planta de Ellesmere Port para fabricar en Reino Unido estos vehículos, de las marcas Vauxhall, Opel, Peugeot y Citroën, en su versión eléctrica. A través de esta línea marítima exclusiva, se suministrarán a la factoría británica el 86% de los componentes que precisa para la fabricación de 51.000 vehículos anuales.

Trazado de la autopista del mar Vigo-Liverpool. Hugo Barreiro

A través de este nuevo flujo de aprovisionamiento, la planta de Stellantis Vigo enviará a Ellesmere Port 47 referencias de piezas de chapa, que representan el 83% de la carrocería de los vehículos, y los proveedores implantados en la Península Ibérica suministrarán el 86% de los componentes con los que se montarán estos automóviles. El 50% de las piezas serán expedidas por proveedores implantados en Galicia, un 24% por suministradores de Portugal y un 12% por empresas ubicadas en el resto de España. Según señala Stellantis en un comunicado, hasta 16 proveedores instalados en Galicia generarán con este suministro a Reino Unido un volumen de negocio anual que superará los 150 millones de euros.

La mitad de las piezas serán expedidas por proveedores con sede en Galicia

Con las piezas de chapa y los componentes recibidos desde Vigo, Ellesmere Port tiene previsto fabricar 51.000 unidades al año de los comerciales ligeros de las marcas Vauxhall, Opel, Peugeot y Citroën en su versión eléctrica, principalmente, para abastecer al mercado británico, sumándose esta producción a la que efectúan las plantas de Vigo y Mangualde (Portugal).

La ruta marítima con Liverpool para el transporte de mercancías será la cuarta autopista del mar desde la ciudad olívica. La decana es Vigo-Saint Nazaire (Francia), puesta en marcha en el año 1974 con las firmas de la fábrica de automóviles olívica y Suardiaz. Las otras dos: Vigo-Tánger (Marruecos) y Vigo-Cebrugge (Bélgica).

Ignacio Bueno puso en valor el esfuerzo realizado por Stellantis y Suardiaz para alumbrar esta nueva ruta marítima, que supone un “refuerzo” para el sector de la automoción en Galicia. “Encontramos la mejor solución, que no era fácil, porque tenía que ser a medida para nosotros”, indicó, a la vez que destacó que se trata de un “hito importante para Stellantis, para el Puerto de Vigo, para los proveedores de Galicia y norte de Portugal e incluso para el medio ambiente”.

Juan Riva subrayó la importancia que cobrará en un futuro en la industria de Galicia la ruta con Liverpool y destacó el ADN sostenible que lleva por bandera esta iniciativa. Apuntó que, en un principio, el trayecto será empleado solamente por los proveedores de Stellantis, pero, una vez logre consolidarse, espera que pueda transportar más productos. Roberto Cavallo expuso que, con la ruta, “se refuerza un destino estratégico” para las exportaciones del sector y “se abren nuevas oportunidades” para las empresas.

Vázquez Almuiña ensalzó la apuesta por una “solución internacional con proveedores locales” y adelantó que contribuirá a acelerar la transformación de la terminal de Bouzas para dar más protagonismo a las energías limpias.

Almuiña, Riva, Cavallo y Bueno, ayer. R. Grobas

Prevén días “difíciles” por el colapso de coches

Bueno, reconoció la “situación complicada” que padece la fábrica por el atasco de vehículos nuevos que se amontonan a la espera de ser exportados a otros países y avanzó que, hasta Navidad, serán semanas “difíciles”. Explicó que el mayor problema es que los puertos de destino no disponen de conductores que transporten los coches por carretera, lo que no permite a los barcos descargar la mercancía, contratiempo que ya ha derivado en cancelación de envíos. Bueno aseguró que el grupo automovilístico sigue buscando superficie para almacenar sus coches nuevos.

Preguntado por la participación del grupo en el Perte (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) del Vehículo Eléctrico y Conectado, reiteró la necesidad de que el Gobierno cambie el horizonte temporal de las ayudas y avanzó que habrá una nueva reunión esta semana con el Ministerio para abordar esta cuestión, aunque todavía sin fecha exacta. También destacó que Stellantis continúa trabajando con el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico con el objetivo de conseguir la conexión eléctrica de muy alta tensión en las instalaciones de Balaídos.

Sobre la puesta en marcha de un nuevo Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) para 2023, dijo que todavía no se ha iniciado ningún tipo de negociación con los sindicatos.

Compartir el artículo

stats