Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las bandas del Este hacen su agosto por Navidad

Los grupos albanokosovares siempre eligen la recta final del año para saquear chalés | “A partir de las seis de la tarde ya es de noche, es una época propicia para ellos”, explica la Guardia Civil

Un asaltante de una banda albanesa detenido en una operación en 2020 en Vigo. Ricardo Grobas

Las bandas itinerantes albanokosovares especializadas en asaltar viviendas han encontrado en Galicia un filón para sus ilícitos planes. “Es una zona propicia para estos grupos criminales”, confirma Javier Currás, sargento primero del Grupo de Patrimonio de la Comandancia de la Guardia Civil de Pontevedra. Y tienen especial predilección por las provincias de A Coruña y Pontevedra, conectadas por la AP-9. La concentración de núcleos de población, de urbanizaciones con chalés y la buena comunicación por carretera, junto a la existencia de infinitos caminos o zonas de monte que se constituyen como excelentes vías de escape, explican esta querencia. Junto a Semana Santa y verano, épocas en las que se aprovechan de que muchas casas están vacías por las vacaciones, la recta final del año, desde octubre hasta diciembre, es otro de los períodos en los que siempre actúan. Y este 2022 no está siendo una excepción. ¿Por qué? Una de las claves está en las pocas horas de luz que tiene el día. “A partir de las seis de la tarde ya es de noche”, afirma este mando policial. Tras asegurarse de que las casas están vacías, sin gente en su interior, suelen robar entre las 18.30 y las 21.30 horas. Y son rápidos, muy rápidos. En solo 10 minutos, o en 15 como máximo, se hacen con cuantiosos botines. Solo buscan joyas y dinero. Por eso van directos a los dormitorios o al salón: “Nunca entran en los baños, ni en la cocina, ni en el garaje; van a lo que van y escapan”.

La Guardia Civil ha detectado este año un incremento de robos en viviendas, entre ellos los cometidos por estas bandas albanokosovares cuyo proceder se distingue perfectamente del de los delincuentes autóctonos o del que usan otros grupos itinerantes que se suelen detectar en el área pontevedresa de forma también frecuente, como los colombianos o los serbocroatas, estos últimos más enfocados a los núcleos urbanos y a los pisos. Lo que eligen los albanokosovares son viviendas unifamiliares de urbanizaciones o núcleos del extrarradio de Vigo, así como las ubicadas en zonas más rurales de poblaciones como pueden ser, centrándonos en el área olívica, las del Val Miñor.

Un "modus operandi" particular

Pero, ¿cuál es su "modus operandi"? Los albaneses se distinguen por su alto nivel de especialización. Tanto que dependen de grandes organizaciones que son las encargadas de introducir a los distintos grupos operativos, a los ladrones que van a actuar sobre el terreno, en países de toda la UE. Estos delincuentes suelen llegar a España por vía aérea a través de los aeropuertos de Barajas y El Prat y, una vez aquí, cuentan con apoyo logístico en Madrid, Barcelona y Valencia. Tras elegir las zonas de actuación, donde no estarán más de 20 o 30 días, viajan hacia los lugares elegidos siempre con documentación falsa y con lujosos vehículos de alta gama que les facilita la organización y que suelen tener matrículas falsas o “dobladas”.

Ésta es una época álgida en lo que la actividad de estas bandas se refiere. Los grupos están formados por tres o cuatro varones, todos de complexión atlética y de entre 30 y 40 años de edad. A veces los acompaña una mujer, lo que les suele dar “cobertura” para simular que viajan por turismo, al hacerse pasar por pareja de uno de ellos, y alquilar la vivienda en la que se alojarán durante el escaso mes que aprovecharán para robar el máximo de viviendas posibles. “Una vez instalados suelen salir todos los días a cometer los robos, para ellos es como un trabajo, una rutina”, afirma Javier Currás.

¿Cómo actúan las bandas albanokosovares?

Serbia

Montenegro

Llegan a España vía aérea por Barajas o El Prat y tienen apoyo logístico en Madrid, Barcelona y Valencia

Las bandas que vienen a Galicia dependen de grandes organizaciones que actúan en toda la UE

Kosovo

Las provincias de Pontevedra

y A Coruña, unidas por la AP-9,

son lugares a los que siempre vuelven

Galicia es un destino propicio: muchos núcleos de población y buenas carreteras para escapar

Albania

¿Sus épocas favoritas? Tradicionalmente Semana Santa, verano y los últimos meses del año

Grecia

A Coruña

Pontevedra

Simón Espinosa

Se alojan en casas,

usan identidades falsas y viajan en vehículos de alta gama con matrículas falsas o “dobladas”

Barcelona

Madrid

Valencia

Actúan en urbanizaciones y, tras peinar

la zona y seleccionar sus objetivos, entran

a través de la primera planta de las casas

Cada grupo operativo

lo integran tres o cuatro individuos atléticos y de entre 30 y 40 años de edad

Son muy rápidos:

van directamente a dormitorios y salones y se hacen con joyas, relojes y dinero

No son violentos:

si se encuentran con moradores en las viviendas o con agentes huyen en coche o a la carrera

Imagen de una banda albanesa

que actuó en Vigo en 2020

El botín lo suelen esconder en zulos en el monte y, tras 20 o 30 días de robos, se van y lo sacan fuera de España

Joyas recuperadas a otra banda detenida este noviembre

por la Guardia Civil en Vigo

¿Cómo actúan las bandas albanokosovares?

Las bandas que vienen a Galicia dependen de grandes organizaciones que actúan en toda la UE

Serbia

Montenegro

Kosovo

Llegan a España vía aérea por Barajas o El Prat y tienen apoyo logístico en Madrid, Barcelona y Valencia

Galicia es un destino propicio: muchos núcleos de población y buenas carreteras para escapar

Albania

Grecia

Las provincias de Pontevedra y A Coruña, unidas por la AP-9,

son lugares a los que siempre vuelven

¿Sus épocas favoritas? Tradicionalmente Semana Santa, verano y los últimos meses del año

A Coruña

Pontevedra

Barcelona

Madrid

Valencia

Se alojan en casas, usan identidades falsas y viajan en vehículos de alta gama con matrículas falsas o “dobladas”

Actúan en urbanizaciones y, tras peinar la zona y seleccionar sus objetivos, entran a través de la primera planta de las casas

Cada grupo operativo lo integran tres o cuatro individuos atléticos y de entre 30 y 40 años de edad

Imagen de una banda albanesa

que actuó en Vigo en 2020

Son muy rápidos:

van directamente a dormitorios y salones y se hacen con joyas, relojes y dinero

No son violentos:

si se encuentran con moradores en las viviendas o con agentes huyen en coche o a la carrera

El botín lo suelen esconder en zulos en el monte y, tras 20 o 30 días de robos, se van y lo sacan fuera de España

Joyas recuperadas a otra banda detenida este noviembre por la Guardia Civil en Vigo

¿Cómo actúan las bandas albanokosovares?

Serbia

Montenegro

Llegan a España vía aérea por Barajas o El Prat y tienen apoyo logístico en Madrid, Barcelona y Valencia

Las bandas que vienen a Galicia dependen de grandes organizaciones que actúan en toda la UE

Kosovo

Las provincias de Pontevedra

y A Coruña, unidas por la AP-9,

son lugares a los que siempre vuelven

Galicia es un destino propicio: muchos núcleos de población y buenas carreteras para escapar

Albania

¿Sus épocas favoritas? Tradicionalmente Semana Santa, verano y los últimos meses del año

Grecia

A Coruña

Pontevedra

Se alojan en casas,

usan identidades falsas y viajan en vehículos de alta gama con matrículas falsas o “dobladas”

Barcelona

Madrid

Valencia

Actúan en urbanizaciones y, tras peinar

la zona y seleccionar sus objetivos, entran

a través de la primera planta de las casas

Cada grupo operativo

lo integran tres o cuatro individuos atléticos y de entre 30 y 40 años de edad

Simón Espinosa

Son muy rápidos:

van directamente a dormitorios y salones y se hacen con joyas, relojes y dinero

No son violentos:

si se encuentran con moradores en las viviendas o con agentes huyen en coche o a la carrera

Imagen de una banda albanesa

que actuó en Vigo en 2020

El botín lo suelen esconder en zulos en el monte y, tras 20 o 30 días de robos, se van y lo sacan fuera de España

Joyas recuperadas a otra banda detenida este noviembre

por la Guardia Civil en Vigo

Más de 200 kilómetros al día

Desde el lugar donde se asientan llegan a recorrer más de 200 kilómetros diarios. Para los saqueos eligen zonas residenciales: peinan el lugar, comprueban donde no hay luz ni coches para seleccionar casas vacías y entran. Suelen escalar hasta terrazas o ventanas de la primera planta y, una vez dentro, actúan rápido. “Ellos solo buscan joyas preferentemente de oro, dinero y a veces relojes; pero nunca roban bisutería, ordenadores, teléfonos...”, explica este sargento primero de la Guardia Civil. Por eso van a tiro fijo, a los dormitorios y los salones, que es donde la gente suele guardar estos efectos de valor. “Uno de los consejos que trasladamos es evitar guardar estos efectos en el típico joyero en la habitación”, afirman en la Guardia Civil. También recalcan la necesidad de que, a la hora de poner sistemas de alarma, se instalen sensores no solo en la planta baja, sino también en las superiores y concretamente en los dormitorios, lugares a los que siempre entran estos delincuentes convencidos de que allí encontrarán las alhajas y, en caso de existir, la caja fuerte de la propiedad.

El botín lo esconden en zulos en el monte y, cuando se van, sacan el material fuera de España, para llevarlo a sus países de origen. ¿Y son violentos? Currás afirma que no. De hecho, el objetivo de estas bandas es “no enfrentarse con nadie”. Por una cuestión tan importante para ellos como que, penalmente, el simple robo con fuerza está menos castigado que el que se realiza con violencia. Si se encuentran con algún morador en la casa, escapan. Y lo mismo si se topan con los agentes que van tras su pista, aunque muchas veces no lo consigan: este noviembre, en la "Operación Espinha", cayó una activa banda de estas características en Vigo.

Compartir el artículo

stats