Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

King Kong encaramado a la Ciudad de la Justicia y otros personajes fantásticos que 'atacan' Vigo

Un artista vigués dibuja diferentes escenarios de la urbe olívica con matices apocalípticos y protagonizados por icónicas figuras de la ciencia-ficción en una serie temática de acrílicos

25

Anxo Guiances, en su estudio de Valadares con las obras de su serie en las que ubica a icónicos personajes fantásticos en lugares emblemáticos de Vigo. José Lores

César observa, a lomos de su equino, la escultura de los caballos firmada por Leiro situada en la glorieta de la viguesa Plaza de España, que aparece desolada como si el tiempo se hubiese parado, y donde sólo la vegetación da señales de vida; la ciudad pareciera haber sufrido alguna suerte de abandono y soledad. Esta imaginaria escena está plasmada en un acrílico del vigués Anxo Guiances Rodríguez. El artista comienza con este primer lienzo inspirado en la película "El origen del planeta de los simios" (Rupert Wyatt, 2011), una serie de obras bajo la denominación "Odisea al mañana" -que juega con los títulos cinematográficos de "2001: una Odisea al espacio" (Stanley Kubrick, 1968) y "Al filo del mañana" (Doug Liman, 2014)- en la que integrará alrededor de una decena de cuadros con diferentes personajes icónicos del cine, de los videojuegos, de las series de televisión o de las novelas, luciendo palmito en emblemáticos lugares de Vigo. De momento ya ha firmado ocho.

"La idea se me ocurrió con el confinamiento, a raíz de la pandemia. Al ver las calles de la ciudad tan vacías, pensé en pintar lugares de Vigo como si fueran escenas apocalípticas. Y cuando empecé a dibujar el primer cuadro, el de la Plaza de España, fue cuando decidí introducir el personaje de César. Me gusta mucho el cine, y soy seguidor de las películas fantásticas y de ciencia-ficción. Con esa obra empecé esta serie", recuerda Anxo.

El protagonista de ese trabajo primigenio es el personaje ficticio de la franquicia cinematográfica y líder de los simios, tanto en la saga original como en los 'remakes'. Han pasado más de dos años desde esa génesis pictórica, y hoy Anxo da las últimas pinceladas a su octava creación. De mono a mono, aunque este último, algo más imponente.

Se trata de 'King Kong', protagonista de cómics, videojuegos, novelas, pero, sobre todo, de películas, soporte en el que este temible monstruo se dio a conocer al gran público. Fue en 1933, bajo la dirección de Carl Dehnam, producción en la que el simio lucía encaramado al Empire State Building de Nueva York, al igual que en la versión de 2005, realizada por Peter Jackson. No fue así en la de 1976, en la que Dino De Laurentiis sitúa a King Kong en las Torres Gemelas.

En la adaptación dibujada de Anxo, el mono aparece en la cúspide de la recientemente inaugurada Ciudad de la Justicia (antes, Hospital Xeral), con su adorada Ann, pero sin los aeroplanos que lo abaten en el filme, en esa icónica escena que ya forma parte de la historia del cine. En Vigo, King Kong no muere.

Anxo Guiances posa con su última recreación fantástica en la que King Kong se sitúa en la cúspide de la Ciudad de la Justicia, donde está su adorada Ann. JOSE LORES

Una batalla de 'Star Wars' en O Vao

"Yo me hice la pregunta: 'si estas películas se hicieran en Vigo, ¿qué lugares escogerían para rodar las escenas?', y a partir de esa premisa, fui ubicando a estos personajes en los lugares que más me encajaban a mí", explica Guiances, más conocido como Anxo GR, nick que utiliza en sus perfiles de redes sociales donde muestra su trabajo. La imaginación le llevó a situar a dos de los robots más reconocidos de la saga Stars Wars en la playa de O Vao, "arrasada tras una batalla, con un caza imperial caído", mientras C3PO y R2D2 observan en la lejanía el edificio de la isla de Toralla "convertido en una especie de torre abandonada al final del puente destruido".

Esta estampa viguesa inspirada en la producción de George Lucas formó parte este pasado verano de la primera exposición que este artista realizó de su trabajo y que le reportó la primera venta importante de su prometedora carrera. "Me hacen encargos amigos y conocidos, porque conocen mi afición por la pintura y les gusta lo que hago, pero de momento solo he vendido unos 20 dibujos", comenta Anxo, que se embolsó 600 euros en esta muestra por su cuadro 'imperial', su obra más cara hasta el momento.

Para esta exposición colectiva, que se organizó en la sala capitanía de Baiona, Anxo le hizo un guiño a la villa anfitriona con otro cuadro que sumó a su apocalíptica y fantástica serie. El parador figura en primer plano, y sobre él, Viserion, Rhaegal y Drogon, hijos de Daenerys Targaryen, madre de dragones y uno de los personajes más destacados de la exitosa serie coral "Juego de Tronos". Los animales mitológicos sobrevuelan en este acrílico la edificación situada a orillas de la ría.

Las Cíes, la Alameda, Samil y O Castro

Doce naves alienígenas de más de 500 metros de altura han llegado a la Tierra, situándose en diversos puntos del planeta. ¿Y qué pasaría si una de ellas se sitúa sobre la ría de Vigo, con las Islas Cíes bien presentes? Es lo que imaginó Guiances para otra obra de su serie fantástica, basada, en este caso, en la película "La Llegada", donde la experta en lingüística Louise Banks (Amy Adams) es requerida por el Gobierno de los Estados Unidos para descifrar y traducir el mensaje que los extraterrestres intentan transmitir a la humanidad. De momento, Adams no ha visitado la urbe olívica... ni en pintura. Igual se anima si llega a sus manos esta obra del dibujante vigués y se detiene en la belleza del archipiélago que recibe, majestuoso, el objeto volador no identificado.

Interpretación viguesa de "La llegada". Anxo Guiances

“Aquel tipo me pedía que desembarcase en una ciudad infestada de miles de No Muertos, que la atravesase como quien va a comprar una barra de pan, que entrase en la oficina de Correos y que volviese a bordo con un puñetero paquete como si fuese un cartero”.

Este es un extracto de la trilogía del escritor pontevedrés Manel Loureiro "Apocalipsis Z. El principio del fin", que ambienta su novela en la ciudad olívica, al igual que su admirador imagina con sus pinceles una posible escena pictórica de esa trama zombie: un 'No Muerto' en la Alameda observa la escultura del almirante Méndez Núñez, con un Vitrasa en la escena, un segundo zombie más alejado, y un 'vivo' armado y agazapado tras un arbusto de una desolada Praza de Compostela.

Anxo Guiances cuando daba los últimas pinceladas a su obra inspirada en la novela de Manel Loureiro. Anxo GR

Ellie, una niña inmune al efecto de la mordedura de los zombis es la protagonista de la recreación artística de otro de los trabajos de la serie, inspirado en el vídeojuego 'The last of us', que Anxo sitúa en la playa de Samil. También dibuja el monte de O Castro para ubicar a Geralt de Rivia, un brujo mutado durante su infancia para ser más efectivo en su labor de matar monstruos por dinero. Se trata de la trama de 'The Witcher' ,una serie de televisión estadounidense de drama y fantasía oscura creada por Lauren Schmidt Hissrich para Netflix.

Un trabajador de "Citroën" que empezó dibujando a Son Goku

A Anxo siempre le gustó dibujar y "no se me daba mal". Recuerda que sus primeros esbozos "eran de Son Goku y de los personajes de Dragon Ball, que fotocopiaba y repartía entre mis compañeros del colegio". Esta afición siempre la tuvo presente, hasta que hace unos diez años, la retomó más en serio. "No se me daba bien estudiar, y en cuanto terminé el instituto me puse a trabajar en Citroën, que por aquel entonces aún se llamaba así", matiza, sorprendido de cómo pasa el tiempo. Suma más de dos décadas en la cadena de montaje de la factoría de Balaídos, que después pasaría a llamarse PSA, y hoy ya es Stellantis.

La pequeña libreta de Anxo está lleno de pequeños tesoros pictóricos como este dibujo en el Puerto. Anxo GR.

De esas intensas jornadas, la mayor parte en el turno de noche, intenta desconectar frente a un lienzo en blanco. "Nunca tuve formación, soy autodidacta y lo que me han enseñado lo he aprendido de otros artistas", asegura Anxo que, poco a poco, "y viendo cómo ha sido la evolución de mis obras, hoy noto que he mejorado mucho en mi técnica. Si ves el primer cuadro de la serie apocalíptica y lo comparas con el de King Kong, no tiene nada que ver. El primero se ve algo más sucio", señala.

"La pequeña libreta en la que dibujo es como el móvil con el que los demás hacen fotos"

decoration

Este artista no abandona su pequeña libreta de dibujo cuando sale de su casa en Valadares, donde tiene un estudio con todos sus bártulos. Tira de lápiz, acuarela, tinta china, acrílico, o carboncillo para plasmar lo que ve y lo que imagina. Su arte es figurativo, de retrato, de paisaje y en ocasiones, como ocurre con su serie, le echa imaginación para dibujar escenarios que le gusta crear. "Me piden encargos y los cobro, pero no me da para vivir. Lo que gano lo invierto en material. Pinto porque me gusta, es lo que me llena, y sí, sería chulo vivir de esto, pero a día de hoy, no es así".

Obra realizada por Anxo Guiances para la pizzería Don Marco, en Vigo. Anxo Guiances.

Su pasión la transporta también a su vida social, y es que, en ocasiones, comparte quedadas con otros pintores en las llamadas 'Urban Sketchers' un movimiento en el que una comunidad global de artistas practica la pintura en lugares de ciudades, pueblos y aldeas en los que viven o a los que viajan. "Se trata de hacer dibujos exprés lo más rápido posible. Para mí, la pequeña libreta en la que dibujo es como el móvil con el que los demás hacen fotos", comenta Anxo.

Su técnica es muy depurada, solo hay que ver el 'clon' que en su día hizo de una foto de Iago Aspas, besando el escudo de su camiseta. Una instantánea de un fotógrafo de EFE que inmortalizó al de Moaña, celebrando uno de los dos goles que le marcó al Deportivo de La Coruña en el derbi gallego disputado en Balaídos en octubre de 2016. "Soy del Celta y, de dibujar a alguien tenía que ser el mejor; quise buscar una foto simbólica que le representase", apunta.

A la izquierda, la foto de EFE en la que Iago Aspas besa el escudo. A la derecha, el dibujo de Anxo, 'clonando' la foto del delantero del Celta. EFE / Anxo Guiances

Este dibujante vigués asegura que su mejor obra "siempre será el último trabajo que uno hace, que es donde se ve la evolución". Sobre su serie fantástica espera "encontrar un lugar donde exponerlas cuando la termine". ¿Y qué serán esta vez?. Por su cabeza, ahora mismo, ronda la playa de Rodas, en las Islas Cíes, y el monte Alba, como posibles lugares donde quizá ubicar a Jack Sparrow y Batman como protagonistas de sus próximos lienzos.

Compartir el artículo

stats