Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La jueza aprueba el plan de rescate de Hiperxel: la plantilla empieza a cobrar

El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Vigo homologa la estrategia para reducir y aplazar la deuda de la empresa de congelados con el objetivo de evitar una eventual liquidación

Camiones entrando en las instalaciones de Frigalsa situadas en Teis. Marta G. Brea

Bocanada de aire fresco para Hiperxel en plena campaña de Navidad. El Juzgado de lo Mercantil número 3 de Vigo ha homologado el plan de reestructuración que pretende reducir y aplazar la deuda de la empresa para poner freno, así, a una eventual liquidación. Tras este paso, Xeldist –marca legal de la compañía de congelados– ya cuenta con los fondos disponibles para abonar a sus empleados las nóminas atrasadas. Esta resolución judicial obliga a todos los acreedores a someterse al rescate.

El visto bueno al plan, elaborado por Ayan Concursal, se considera necesario “para que la mercantil Xeldist pueda hacer frente a sus compromisos con clientes, proveedores y trabajadores, evitando un mayor deterioro de su situación económica y patrimonial”, señala el escrito judicial al que ha tenido acceso FARO, amparado además en que “la campaña de Navidad es una fecha clave” para la sociedad gallega.

El visto bueno al plan, elaborado por Ayan Concursal, se considera necesario "para que la mercantil Xeldist pueda hacer frente a sus compromisos con clientes, proveedores y trabajadores, evitando un mayor deterioro de su situación económica y patrimonial"

Tras este anuncio, el comité de empresa informó a toda la plantilla que Xeldist dispondrá durante estos días de los 2,8 millones de euros –ingresados por el fondo Certior-Resilience Partners– necesarios para poder restituir los salarios adeudados. Así, las nóminas de septiembre y octubre se abonarán hasta el lunes como fecha límite; las de noviembre, del 12 al 17 de diciembre; las de diciembre, “en los márgenes establecidos por ley”; y la paga extra de diciembre, tras la campaña navideña. Quedaría pendiente una revisión del “aguinaldo de Navidad”, un cheque de 40 euros.

Tienda de Hiperxel en la avenida de Florida, en Vigo. MARTA G. BREA

Por su parte, según ha podido saber FARO, los dueños de los locales comerciales, 92, ingresarán los importes pendientes el 31 diciembre.

Del mismo modo, esta aprobación de la jueza permitirá que Casalnova continúe surtiendo de mercancía a las tiendas de Hiperxel –del orden de 40 toneladas por jornada–, que hasta ahora se encontraban prácticamente sin producto; algunas incluso sin luz.

La determinación judicial dará lugar a un aplazamiento de las deudas de Hiperxel –contando con la quita– por lo menos hasta finales del 2026, momento en el que su propietario, el Grupo Vinova, prevé ejecutar la venta de la cadena

La determinación judicial dará lugar a un aplazamiento de las deudas de Hiperxel –contando con la quita– por lo menos hasta finales del 2026, momento en el que su propietario, el Grupo Vinova, prevé ejecutar la venta de la cadena por un valor no menor a los 9 millones de euros, según sus aspiraciones, cifra similar a la que abonaron el pasado año para su adquisición.

Acciones penales

El plan de rescate, además, podría desencadenar acciones de carácter penal contra el anterior gestor de Hiperxel –ahora en manos de Certior–, Juan José Villamizar (CEO de Vinova), por una “descapitalización” de la firma, según reza el propio escrito de reestructuración, en beneficio de la propia Vinova.

En un principio, el documento para la salvación de la compañía fue suscrito por cinco de las ocho clases de acreedores, pero, “en fecha posterior a la protocolización (…), se han emitido votos favorables por acreedores de clases disidentes”. Entre ellos, uno de los principales, el Grupo Iberconsa, anterior dueño de la empresa viguesa.

Compartir el artículo

stats