La Xunta ha comunicado que ha sido eliminado un punto de vertido de aguas residuales urbanas hacia el río Lagares, en el ayuntamiento de Vigo.

Según ha señalado, las actuaciones se iniciaron en el transcurso de la inspección llevada a cabo por parte de los técnicos del Plan de Control de Vertidos, dependientes de Augas de Galicia, tras la notificación desde el 112 de un vertido en la parroquia de San Tomé do Freixeiro que afectaba al río.

Así, los técnicos desplazados a la zona localizaron el origen de la afección denunciada en una deficiencia en la red de saneamiento municipal que avanzaba por la calle Baixada a Pontenova, que ocasionaba filtraciones de aguas residuales urbanas hacia el curso fluvial a través del propio muro de unión del río.

Ante esta situación, Augas de Galicia le notificó la situación al Ayuntamiento de Vigo para que procediese a adoptar las medidas necesarias para enmendar la contaminación.

Posteriormente, en una nueva inspección a la zona, los técnicos de la administración autonómica corroboraron la reparación de la infraestructura de saneamiento municipal, por lo que se enmendó así el vertido en condiciones inadecuadas hacia el dominio público hidráulico.