Acorde con la iluminación navideña de su entorno, el nuevo Zara de Vigo ha encendido sus luces este jueves en la calle del Príncipe, día elegido por el emporio textil gallego para abrir sus puertas. Prendas en colores rojo y negro han sido las elegidas por los escaparatistas de la marca para mostrar en la fachada de cristal de las galerías, como reclamo para los potenciales clientes.

Como adelantó FARO el pasado fin de semana, este 1 de diciembre fue la fecha elegida por Inditex para subir la verja de su mayor tienda de Zara en la urbe olívica. EL nuevo establecimiento tiene previsto iniciar su actividad comercial a las diez de esta mañana, y lo hará a tan solo unos metros de donde estuvo ubicada hace años, establecimiento que bajó su verja el 17 de enero de 2015.

Casi una década después, el buque insignia de Inditex regresa a la calle de la moda por excelencia en Vigo, esta vez en un espacio más grande -local que ocupó C&A anteriormente- que, con 2.900 metros cuadrados, convierte este punto de venta en el de mayor superficie de la ciudad olívica.

Inversión en la reforma

El emporio gallego ha invertido 135.000 euros en adaptar las paredes exteriores del edificio a su imagen de marca. La reforma acorde al proyecto firmado por Víctor García Suárez y Pablo Pérez Villar incidió en las carpinterías situadas en los huecos de la planta baja, primera y segunda, tanto de la fachada orientada a la calle del Príncipe como a Eduardo Iglesias. El comercio cuenta con mobiliario de madera lacada en blanco por fuera, con acabado natural por dentro. Las puertas de las balconeras han sido sustituidas por otras corredizas de aluminio.

La reforma íntegra del espacio comercial se asignó a Incoga, una de las empresas de las que más echa mano la multinacional que preside Marta Ortega, con actuaciones como la reforma del recinto comercial Westfield-Forum des Halles de París o el Hotel Four Seasons de Casablanca.