Carlos Inácio Pinto, el millonario portugués que intentó matar a su joven esposa en un hotel de Vigo, permanece en prisión desde mayo de 2016, cuando ocurrieron los hechos. Sentenciado a 11 años y 4 meses de cárcel tras un enrevesado proceso judicial ya que el juicio tuvo que repetirse, este hombre quiere cumplir el resto de la condena en un penal de Portugal, lo que le ha llevado a litigar para conseguirlo. Permanece ingresado en el módulo de Enfermería del penitenciario pontevedrés con el objetivo de lograr esa extradición, si bien algunas fuentes consultadas señalan que, tras serle denegado, el juez aún no le ha concedido el traslado. Fuentes oficiales del TSXG indicaron que no son competentes para dar información sobre traslados de prisión y desde Instituciones Penitenciarias tampoco se aportaron datos sobre la situación de este preso.

Carlos Inácio Pinto fue condenado como autor de un delito de intento de asesinato. Atacó a su mujer el 2 de mayo de 2016 en el baño del céntrico hotel de Vigo donde estaban alojados. La golpeó con una maza de cantero. Este hombre tiene otras causas judiciales pendientes en Portugal.