Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El regreso de las fiestas de Fin de Año tras la pandemia agota entradas en toda la ciudad

Los locales de ocio nocturno recuperan su noche de mayor facturación con una demanda inusual | As Travesas contará de nuevo con sus tradicionales campanadas y verbena, donde esperan a más de 11.000 personas

Fiesta de fin de año en As Travesas hace tres años RICARDO GROBAS

La rueda del año llega a su fin y con ella, la ciudad recuperará la última fiesta que la pandemia obligó a suspender en 2020 y que todavía no había regresado: Nochevieja. Siguiendo la estela de las cenas de Navidad que ya llenan los restaurantes vigueses y obligan a programar algunas incluso los jueves, los locales de ocio nocturno hablan de una demanda superior a lo normal en las celebraciones que marcarán el fin del 2022.

Las condiciones son distintas a las del regreso que estaba previsto hace once meses y que la Xunta frenó en el último momento ante el avance de omicrón.

La noche de mayor facturación de todo el año para el ocio nocturno suponía un salvavidas después de año y medio en estado crítico, mientras que ahora mismo el sector funciona a pleno rendimiento.

Es por ello que buena parte de las fiestas anunciadas en las últimas semanas –recuperando otros lugares como el Auditorio Mar de Vigo o las zonas de Areal y Praza da Estrela– se han agotado en cuestión de días.

Uno de los ejemplos es el del Mondo Club, que en apenas doce horas desde su lanzamiento a través de redes sociales han llenado más de la mitad del aforo. La “New Mondo Year” regresa manteniendo el precio habitual hasta 2019 –30 euros– pero con un cambio imporante: en lugar de barra libre incluirá tres copas.

Jacobo, técnico de luces y sonido de la Sala Mondo, prepara las instalaciones de cara a Nochevieja MARTA G. BREA

El dueño del club, Pablo Iglesias, cree que este tipo de ofertas “tuvo su tiempo y ahora la gente se mide más bebiendo”.

El local de la calle Joaquín Loriga seguirá la línea con la que ha celebrado su décimo aniversario en los últimos meses apostando por la programación de DJs. Ocho artistas se repartirán por sus dos plantas durante toda la noche. Como otras discotecas de la zona está a la espera de confirmar si podrá abrir como after en un horario ampliado.

Si esta vuelta a la normalidad va a ser especial en algún lugar, es en As Travesas. Los vigueses volverán a poder tomar las uvas con el reloj del Instituto Santa Irene, reparado y puesto a punto después de dos años de pulso paralizado. La gerente de AETRAVI y responsable de la organización junto al Concello sabe bien lo que supone para el barrio esta fiesta que en 2019 cumplió 20 años estrenando la nueva Plaza América.

Chus Sánchez asegura que tienen ya “todo hilado” para una celebración que pese a los problemas de algunos locales a la hora de conseguir trabajadores, cuenta con un gran arraigo entre familias y trabajadores de la zona. “La gente tiene muchas ganas y desde septiembre me han llamado preguntando si se haría”.

La rotonda será cortada al tráfico desde las once de la noche y, si bien durante las Campanadas la afluencia suele ser de unas 1.500 personas, se estima que se alcancen las 11.000 a lo largo de toda la velada “si el tiempo acompaña”.

Además de uvas gratuitas, la programación incluye la actuación de la orquesta Fórmula hasta las tres de la mañana, tomando el relevo un DJ para el público joven hasta las cinco. También está previsto que el alcalde, Abel Caballero, vuelva a subirse al escenario para desear un feliz año nuevo a los presentes.

Y entre las novedades más selectas para Nochevieja, la del Attica 21 en Samil. Estrenado el pasado verano, el hotel más grande la ciudad contará con una cena de gala que por 189 euros por persona incluirá música en vivo, barra libre, chocolate con churros y cotillón.

La oferta también incluye un menú infantil por 89 euros y la estancia completa con desayuno por 249 euros.

Compartir el artículo

stats