Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La cifra de alumnos que pasa de curso con suspensos cayó un 10% desde la pandemia

Los repetidores en ESO y Bachillerato también bajaron en cinco puntos con el cambio de los criterios de evaluación | “Atopamos aulas con desniveis moi grandes”, afirma una docente

Alumnos a la salida de un instituto de Vigo, esta semana. / ALBA VILLAR

A principios de 2020 llegó la pandemia de COVID y con ella el cierre de los centros educativos, que cambiaron los pupitres y encerados por pantallas y teclados. Las clases continuaron de forma no presencial y, obligados por las circunstancias, los docentes diseñaron para sus alumnos otras formas de evaluación: resolución de casos prácticos, trabajos, encuestas periódicas, test puntuales, presentaciones, exámenes orales...

Han sido muchas las formas en que se calificó el aprendizaje (virtual) de los estudiantes, si bien la máxima giró en torno a la evaluación continua y al aprobado general, con el objetivo que ningún alumno se quedase atrás por no disponer de esta conectividad o plataformas digitales.

Ya con el presente curso de vuelta completa a la normalidad, toca hacer balance en las repercusiones. Y un medidor de ello es el reflejado por el Ministerio de Educación, que muestra cómo el número de repetidores o alumnos que promocionan con asignaturas suspensas cayeron hasta un 10% en los institutos de Vigo y otros puntos de la provincia.

Cuando en el 2018, de media entre los cuatro cursos de la ESO, solo el 63% de los niños pasaba de curso limpio, es decir, con todas las materias superadas, esta cifra sube hasta el 70% en el curso 20/21. El porcentaje de repetidores en la Educación Secundaria es del 11,3%, más pronunciada en los cursos intermedios, 2º y 3º de ESO. En cuando a Bachillerato, el tanto por ciento sube al 15. En comparación con los datos del curso 17/18, son casi cinco puntos lo que ha caído el número de repetidores, subiendo por lo tanto la cifra de titulados.

Este aprobado prácticamente generalizado que se plasmó como norma durante el curso del confinamiento influyó de forma inevitable en el rendimiento académico de estudiantes en estos años. Así lo aprecian varios docentes de Vigo y su área. “Vemos que los niños llegan con malas rutinas, malos hábitos y mal acostumbrados”, precisa uno de Moaña.

Otros profesores indicen en la necesidad de una readaptación de la programación para que el alumno que quedó un poco más descolgado, pudiera subir el nivel a las competencias demandadas para cada curso. “É verdade que atopamos aulas con desniveis moi grandes porque nin todos os alumnos ni todos os profesores foron quen de seguir as clases virtuais, sobre todo nos cursos máis altos, 4º da ESO, por exemplo”, especifica Malores Villanueva, docente del IES Álvaro Cunqueiro.

Para paliar estas deficiencias, desde la Consellería de Educación de la Xunta se puso en marcha un plan especial de refuerzo que todavía sigue vigente en algunos centros a día de hoy. “Nos todavía seguimos co PROA e cos agrupamentos, pero o volver as ratios de prepandemia con 30 alumnos por aula, o que non se puxera xa o día o vai ter moi complicado”, zanja Villanueva. 

los datos del 20/21

  • 18%

    Niños que promocionan con materias suspensas
    Esta cifra cayó en cinco puntos con respecto al curso 17/18 en la ESO.

  • 70%

    Alumnos que pasan de curso con todo aprobado
    Tras cursos atrás, este dato se situaba en el 63%, solo uno de cuatro alumnos pasaba limpio.

  • 11%

    Alumnado que repite
    La cifra de repetidores continua siendo baja, pero mucho menor a la del 17/18.

Compartir el artículo

stats