Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo saca su cara más solidaria en la Gran Recogida

Voluntarios de la campaña en los supermercados vigueses se mostraron muy satisfechos con la implicación de la ciudadanía

Punto de recogida de alimentos en el Alcampo de Coia. MARTA G. BREA

Pasada la media mañana apenas pueden tomarse un respiro para contar cómo está funcionando la campaña. Al punto de recogida instalado en la entrada del Alcampo de Coia no dejan de llegar personas que salen del supermercado con carros y bolsas llenas de las empiezan a sacar alimentos de todo tipo para contribuir a la causa. Es la primera vez que Uxía Gómez participa en un voluntariado de estas características y mientras recoge paquetes de pasta, de arroz, de galletas y tarros de conservas, así como cartones de leche, los clasifica en bolsas de plástico a las que hace un nudo rápidamente y deposita en una gran caja de cartón, comenta que “a partir de las diez de la mañana empezó a venir cada vez más gente. Aportan lo que pueden, que eso es lo más importante, pero hubo personas que hasta nos dejaron carros con una compra completa. Estamos encantados con la respuesta que se está dando”.

Vigo saca su cara más solidaria en la Gran Recogida

Después del parón obligado con motivo de la pandemia del COVID, este año regresó la recogida física de productos alimenticios no perecederos a los supermercados vigueses y del resto de la provincia, en el marco de la Gran Recogida organizada por la Fundación Provincial Banco de Alimentos, una campaña a la que este año se han sumado más de un centenar de establecimientos y más de 2.000 voluntarios.

Al igual que para Uxía Gómez, también era el primer año de Marcos Rodríguez como voluntario en esta iniciativa y destacó especialmente la implicación de la gente y su solidaridad. A su lado, Uxía indicaba que “traen de todo, legumbres, pasta, leche, cereales, galletas... y también están dejando muchos alimentos y productos para bebés, algo que es muy necesario porque hay muchas familias con niños pequeños que necesitan productos específicos y a veces no se tienen en cuenta”.

Esta joven viguesa señaló también que decidió apuntarse a la Gran Recogida 2022 porque su tía siempre participaba en la campaña, la animó y, tras casi cuatro horas en un turno, aseguraba no arrepentirse: “Es una iniciativa muy bonita y muy necesaria. Solo son cuatro horas por la mañana un día, y entre dormir o ir al gimnasio, pues prefiero venir aquí y echar una mano. Recomiendo vivir esta experiencia una vez por lo menos, porque te enriquece muchísimo ver la implicación de la gente, la mañana se pasa volando y es muy entretenido”.

Hubo personas que hasta nos dejaron un carro con una compra completa

decoration

A escasos metros del stand, Ana Sanjurjo se encuentra repartiendo folletos informativos de la Gran Recogida entre las personas que llegan al Alcampo. Es prima de Uxía y deja un momento su labor para contar que “mi madre viene todos los años e insistió mucho para que me animara; como estaba libre, la verdad es que no me lo pensé porque me hacía mucha ilusión”.

A la hora de poner en valor algún aspecto de la experiencia que estaba viviendo Ana Sanjurjo en el turno de mañana, esta joven decía que “es muy bonito ver a la gente aportando lo que puede, aunque sea solo un paquete de pasta, pero lo traen. Y así, poco a poco, se va haciendo mucho”.

En este sentido, Uxía Gómez apuntaba que “la gente se acerca también a preguntarnos qué es lo que más necesitamos y otros dejan el dinero en caja para que luego revisemos de la lista qué productos nos faltan y los podamos comprar”.

La madrina de la Gran Recogida, la periodista Alba Lago, ayudando en un supermercado de Navia. FdV

Como una voluntaria más

“Si todos abrazamos este sentimiento de comunidad, podremos construir una gran montaña de solidaridad”. Estas fueron las palabras de la madrina de la Fundación Provincial Banco de Alimentos, la presentadora de Informativos Telecinco Alba Lago, durante su participación en la Gran Recogida en un supermercado vigués, en donde ayer estuvo aportando su granito de arena a la campaña recogiendo y clasificando los alimentos que depositaban los clientes como una voluntaria más.

Alba Lago compartió experiencia con alumnos y alumnas del Colegio Amor de Dios que durante la mañana de ayer cubrían un turno en el Froiz de Navia. La embajadora del Banco de Alimentos sintió en primera persona la empatía y la solidaridad de decenas de vigueses y viguesas que kilo a kilo fueron llenando las cajas habilitadas por la ONG. Mientras colaboraba, la presentadora afirmó que “es un momento muy difícil para todos, el contexto económico está siendo muy complicado” y pidió “un esfuerzo” para poder alcanzar los 300.000 kilos de alimentos que se ha fijado como meta la entidad.

Por su parte, el presidente de la Fundación Provincial Banco de Alimentos, Iván Martínez, quien agradeció el esfuerzo de Lago por desplazarse de nuevo desde Madrid, mostró su confianza en poder alcanzar dicho objetivo, ya que de lograrlo, “estaríamos cubriendo las necesidades básicas de más de 20.000 personas vulnerables, al menos, hasta la primavera de 2023”, concluyó.

Compartir el artículo

stats