Un joven de 25 años de las islas Baleares que estaba de luna de miel en Vigo con su esposa, de 24, fue detenido por presuntamente agredirla en un local de copas. Ocurrió la pasada madrugada, en la que, en otras intervenciones, la Policía Local también arrestó a un chico por golpear al portero de un pub de la calle Pontevedra –igualmente, dio un puñetazo a un agente– y a otro hombre por herir con un martillo en la cabeza a su compañero de piso en Castelao.

El caso de violencia de género ocurrió en un pub de calle Urzáiz, uno de cuyos camareros fue testigo de la acalorada discusión previa y de la agresión y que fue quien relató lo ocurrido a los agentes, ya que la víctima, que fue trasladada al Hospital Álvaro Cunqueiro, no quiso presentar denuncia. Supuestamente, el chico cogió por la mandíbula a su pareja y la arrojó contra la pared de forma violenta. La Policía Local supo lo sucedido al ser requerida por un grupo de personas que auxiliaban en la calle al joven, que tenía un golpe en el pómulo derecho –que se habría hecho tras salir del local de copas– y estaba ebrio. Al tratar de localizar a la esposa del varón, comprobaron que otros ciudadanos la estaban atendiendo también a ella, que asimismo estaría bajo los efectos del alcohol y no tenía lesiones visibles.