Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El primer barco solar de la UVigo supera con éxito su primera prueba de mar

El trimarán de la asociación estudiantil CES competirá en julio en la Monaco Energy Boat Challenge con equipos de toda Europa

La primera prueba de mar del Boeiro I

Marcos Pardeiro, durante las pruebas en Baiona. Cedida

Para ver este vídeo suscríbete a Faro de Vigo o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Marcos Pardeiro, durante las pruebas en Baiona. Sandra Penelas

El Boeiro I ha superado con éxito sus primeras pruebas de mar y encara una fase de mejoras antes de debutar el próximo mes de julio en la Monaco Energy Boat Challenge. La asociación estudiantil de la UVigo Clean Energy Ship (CES) trabaja desde hace dos años en el diseño y construcción de un trimarán impulsado únicamente con energía solar y que competirá con universidades de toda Europa.

La embarcación tiene 6 metros de eslora y dos de manga –casi 3 con los paneles fotovoltaicos desplegados– y todos sus sistemas han sido ideados y construidos por los alumnos, desde las 400 placas que impulsan su movimiento a las baterías, los componentes eléctricos, la dirección o los foils, que la alzan durante la navegación para reducir la superficie de rozamiento.

Las primeras navegaciones del Boeiro I, en cuya cubierta todavía no se han instalado las placas solares por la menor irradiación en esta época del año, tuvieron lugar hace unos días en Baiona gracias al apoyo del Monte Real Club de Yates.

“A sensación xeral do equipo é que estamos contentos. Había moitos nervios, porque xa fixeramos ensaios dalgunhas partes, pero era a primeira vez que o barco completo saía a navegar. Porén, os resultados foron moi bos e acabou sendo todo un evento. Hai algunhas cousas que corrixir, pero para iso se fan estas probas, para poder mellorar. Estamos chegando á versión definitiva que vai competir e ao mesmo tempo imos traballando en redeseños que nos gustaría implementar”, explica Marcos Pardeiro, team leader del equipo y piloto del trimarán durante los ensayos.

“O piloto encargase da dirección e da velocidade, sobre todo, pero está moi asistido desde terra nos cálculos aplicados a cada unha das probas da competición, en todo o que ten que ver coa enxeñería de carreira. Por exemplo, a altura do barco sobre o mar mediante os hidrofoils que fan que se levante da auga ou nos puntos óptimos de velocidade”, detalla.

Parte del equipo que se desplazó hasta Baiona con el trimarán. Cedida

La asociación CES nació hace dos años auspiciada por Francisco Pino, fundador de Marine Instruments, que es la principal patrocinadora del equipo, junto con la Universidad Vigo y el Consello Social, además de otras empresas –Abervian, Vicus, Macbatec, Altium y Easyworks– y el centro tecnológico Gradiant.

El equipo culminó recientemente un proceso de ampliación y a día de hoy está compuesto por 20 alumnos de tres escuelas de ingeniería –Industriales, Telecomunicación y Minas y Energía– que se distribuyen en cinco departamentos –electrónica, control y comunicación, paneles solares y baterías, diseño y marketing– para llegar a botar un barco siguiendo el mismo proceso que en la industria real.

“Partimos dunha idea, dun concepto, e ao final acabamos sendo capaces de crear o noso propio barco. É o interesante destes proxectos. O estudantes facemos todo ou case todo nós mesmos, aínda que non avanzamos tan rápido como unha empresa porque hai moita aprendizaxe de por medio, que é do que se trata. É un complemento incrible para os nosos estudos porque aplicas nun campo real toda a teoría que che ensinan na universidade e máis”, destaca Pardeiro.

La primera competición a la que acudirá el Boeiro I la organiza desde 2014 el Yatch Club Monaco para estimular la creatividad de los ingenieros y la industria e impulsar el uso de las energías limpias. Y además de las competiciones, incluye conferencias y exhibiciones para que los participantes puedan compartir conocimientos y experiencias.

A la edición de 2023 concurrirán 35 equipos de 20 nacionalidades y CES UVigo competirá en la modalidad Solar Class con universidades de toda Europa.

El equipo estudiantil prevé celebrar una botadura oficial del Boeiro I, que debe su nombre al islote sur de Cíes, antes de viajar a Mónaco. En ese momento ya tendrá instaladas en cubierta las 400 células fotovoltaicas que alimentan las baterías y generan la energía necesaria para que el trimarán se eleve sobre el agua.

La Monaco Energy Boat Challenge se desarrollará entre el 4 y el 9 de julio y los equipos participantes, además de superar las inspecciones técnicas y pruebas en el mar, participarán en carreras de resistencia y velocidad y en un slalom.

Compartir el artículo

stats