BLACK FRIDAY 50% Dto + 1mes Gratis Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las farmacias se quedan sin el principal medicamento usado contra la depresión

El Dumirox de 100 miligramos está agotado y no hay existencias en fábrica | Solo hay un genérico sustitutivo | Los pacientes, abocados a que su médico les cambie el tratamiento

Una empleada de una farmacia de la calle Aragón, con la única caja que les queda de Dumirox de 100 miligramos. Alba Villar

En las farmacias es habitual que existan ciertos períodos en los que haya problemas de abastecimiento de algún medicamento. Normalmente, el mercado actual suele ofrecer soluciones suficientes en forma de genéricos (que contienen el mismo principio activo que el fármaco principal), por lo que no se le suele dar demasiada importancia. Pero hay algunos medicamentos muy sensibles que cuando faltan puede saltar aunque no una alarma, sí una pequeña alerta. Es lo que está pasando ahora mismo en las farmacias de Vigo y su área, que están completamente desabastecidas de Dumirox de cien miligramos.

Estas pastillas tienen como principio activo la fluvoxamina y pertenecen al grupo de antidepresivos inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Su acción consiste en aumentar la cantidad de esta sustancia natural del cerebro que ayuda a mantener el equilibrio mental. También puede tratar a las personas que sufran un trastorno obsesivo compulsivo (TOC).

Es más, aunque hay otros medicamentos antidepresivos, el Dumirox es el más recetado por médicos de familia y, especialmente, por psiquiatras, para tratar trastornos depresivos mayores y en adultos precisamente la cantidad recomendada diaria es de cien miligramos. “La logística está fallando y se puede deber a muchos factores, como por ejemplo que se haya tenido que retirar del mercado un lote de producción porque algunas unidades del producto hayan salido defectuosas. También hay que tener en cuenta que el coste de las materias primas, con todo lo que está pasando a nivel mundial, ha subido mucho. Lo que está claro es que hay una rotura de stock total”, apunta José Manuel Reboreda, titular de la farmacia ubicada en el número 19 de la calle Aragón. En la botica que dirige únicamente le queda una caja de Dumirox 100 miligramos, pero precisamente es porque lleva días guardada para una clienta.

Y es que las farmacias viguesas no pueden pedir este medicamento al laboratorio ni a los principales distribuidores con los que trabajan. La rotura de stock es total. “No sabemos concretamente qué es lo que pasa, pero estamos desabastecidos de este fármaco”, explica Esperanza González, titular de la farmacia Traviesas.

Las soluciones actuales que los boticarios ofrecen a los pacientes que acuden con su receta a recoger el Dumirox se reduce a ofrecer el único medicamento genérico sustitutivo que ofrecen los laboratorios hoy en día (algo que puede cambiar rápidamente, pues es un mercado muy variable y las situaciones de stock cambian prácticamente a diario) y, en caso de que el genérico tampoco esté disponible o de que el cliente no lo acepte, éste deberá acudir a su médico de cabecera o a su psiquiatra para que hagan un ajuste en su tratamiento y le receten otro tipo de fármacos.

Hay antidepresivos con otros principios activos, como el escitalopramo la sertralina, que también se utilizan como inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. No obstante, deberá ser médico el que determine el cambio en el tratamiento del paciente. Por tanto, se espera que estos días, con el desabastecimiento que se está produciendo de Dumirox de cien miligramos, sean muchas las personas que acudan a su psiquiatra o a su médico de cabecera explicando el problema (hay que tener en cuenta que el facultativo no tiene por qué conocer la realidad comercial de los medicamentos), para así proceder a un ajuste farmacológico.

Compartir el artículo

stats