El transporte por ferrocarril desde Vigo volverá a vivir importantes limitaciones en los próximos meses. Las obras de electrificación de la línea entre Ourense y Monforte de Lemos para adaptarlas a las necesidades del futuro Corredor Atlántico de mercancías obligarán a su corte total entre el 21 de noviembre y el 21 de julio de 2023.

Durante este período de tiempo, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) sustituirá la catenaria actual de 3 kV en corriente continua a 25 kV en corriente alterna. Con esta actuación en la denominada línea 810 invertirá 17 millones de euros para adecuarlo a las exigencias del futuro Corredor Atlántico de mercancías, sumándose a los más de 400 millones ya invertidos con anterioridad en otras mejoras de seguridad y fiabilidad por este sinuoso trazado.

Este calendario de obras se ha confirmado después de que Renfe lanzase en la Plataforma de Contratación la licitación del Servicio de transporte alternativo por carretera entre las estaciones de Lugo, Monforte de Lemos y Ourense por un total de 515.435,03 euros. El corte de ocho meses supone triplicar lo previsto en los documentos técnicos de Adif, cuando solamente llegaban hasta el mes de febrero.

Según los pliegos del contrato, este servicio se cubrirá con autocares de no más de 9 años de antigüedad con capacidad para 55 plazas. Todos los viajeros tendrán que presentarse con media hora de antelación en la estación para realizar el recorrido que se cifra en unos 50 minutos por la N-120. Además, no estando permitidas ni las mascotas ni las bicicletas durante este trayecto a pesar de que Renfe sí que las autoriza.

La prohibición de circulación por esta línea cortará en seco al único tren de Larga Distancia que sigue operando en la estación de Vigo-Guixar. El Alvia que conecta en días alternos la terminal con la de Barcelona-Sants deberá finalizar su recorrido en la tierra de Lemos, completándose con un doble transbordo en 621 ocasiones en total el resto del itinerario.

Este corte afectará también al único Regional que conecta la provincia de Pontevedra con la de Lugo y Ponferrada. Los Regional Express 12608 (en sentido al Bierzo) y 16211 (hacia el Atlántico) contarán con un servicio de taxi a demanda del cliente en su única frecuencia diaria para realizar el trayecto entre en paralelo al Miño un total de 587 veces.

Esta vetusta línea, con velocidades máximas inferiores a los 100 km/h en la mayor parte de su trazado, supone también la principal vía para las mercancías con destino al Puerto de Vigo. Sin embargo, la apertura del nuevo trazado de Alta Velocidad hasta Ourense el año pasado ha permitido que el antiguo “directo” hacia Zamora se consolide como una alternativa más rápida y fiable que el viejo corredor hacia León y Venta de Baños.

Durante los últimos meses ya se han producido cortes similares entre Monforte y Lugo, obligando a los viajeros con destino a la ciudad de las murallas a realizar transbordos que le han impedido disfrutar al 100% de los nuevos sercivios de Alta Velocidad. De nuevo, 1.036 Alvias procedentes de Madrid y los Media Distancia de A Coruña y Lugo.