Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Comerciantes vigueses cumplen “como pueden” las medidas del plan de ahorro energético

Las asociaciones señalan que “muy pocos” han instalado las puertas automáticas | “En muchos casos es inviable”, aseguran

Valentina, la encargada de la tienda de ropa Shofi en O Calvario, ante la puerta automática. MARTA G. BREA

El barrio de O Calvario rebosa vida a media mañana y, ajena al trajín y al bullicio de la calle, Valentina atiende a los clientes en el interior de su tienda de ropa y complementos. En la entrada de Shofi, una puerta automática abre el paso al visitante, pero Valentina explica que, en su caso, ya llevan tiempo con este sistema y que no lo tienen instalado por el plan de ahorro energético del Gobierno. Sin embargo, reconoce que este verano lo han pasado sin activar el aire acondicionado, “porque tenerlo a 27 grados no nos compensaba, así que no lo pusimos y dejábamos la puerta abierta para que ventilara un poquito y que hiciera fresco”.

El plazo para instalar sistemas automáticos de cierre de puertas contemplados en el plan de ahorro energético del Gobierno llegó ayer a su fin y los comerciantes vigueses se han adaptado “como han podido” al paquete de medidas urgentes aprobado por el Ejecutivo central para la eficiencia y el ahorro energético con el objetivo de reducir el consumo de energía en edificios administrativos, comerciales o de concurrencia pública. La Confederación Española de Comercio (CEC) estima que tan solo un 10% de los comercios a lo largo del territorio nacional han podido adaptar sus establecimientos para cumplir con dicho decreto, algo que se puede constatar en la propia ciudad olívica.

María, frente a la tienda de Natursueño en O Calvario. | // MARTA G. BREA

“Lo que están haciendo la mayoría de los comerciantes es apagar los escaparates y las luces a la hora indicada, los que tienen climatización la han ajustado durante el verano, pero poco más, porque la obligación de instalar puestas automáticas muchos no pueden asumirla. Supone una inversión económica tan importante, que muchos no son capaces, y más en los tiempos que corren”. Son palabras del presidente de la Federación de Comercio de Vigo, Roberto Giráldez, quien también añade que “en otros locales, ya no es tanto la inversión requerida como la posibilidad de acometer este tipo de obras. Hay edificios en los que es imposible, porque tienes que tener una única puerta y por espacio no se puede llevar a cabo, también dependes de la fachada y de los metros que haya en la entrada, no solo es la parte económica”.

En concreto, las medidas incluidas en el plan de ahorro energético impulsado por el Gobierno central contemplan limitar a 27 grados el uso del aire acondicionado en verano y a 19 grados la calefacción en invierno, apagar las luces de escaparates y edificios públicos a las 22.00 horas y contar con cierres de puertas automáticos, cuyo plazo para disponerlos expiraba en la jornada de ayer.

Este verano no pusimos el aire acondicionado, porque tenerlo a 27 grados no compensaba

decoration

En O Calvario, son muy pocos los establecimientos los que cuentan con el estilo de puertas requerido, siendo abatibles en la gran mayoría de locales de esta zona comercial de la ciudad. Uno de los principales motivos es que carecen de climatización, como es el caso de las tiendas de artículos y confección del hogar y decoración de interiores Selma o el bazar multiprecios Río Miño, en donde indican que las únicas medidas de ahorro energético que han acatado son las del apagado de luces al llegar la hora indicada.

Al igual que en Shofi, en estos dos establecimientos del barrio vigués los responsables emplean el reloj automático del que ya disponían con anterioridad. Este mismo es el caso de la tienda de colchones Natursueño, en donde su encargada, María, comenta que “las luces del escaparate ya las apagábamos antes, porque en cuanto se disparó la factura de la luz ya fue algo de lo que prescindimos”.

Asimismo, la responsable de Natursueño en O Calvario indica que “aunque tenemos la puerta automática, no es por el plan de ahorro, ya siempre la tuvimos, y aire acondicionado no tenemos instalado”.

Muchos comerciantes no pueden asumir la instalación de puertas automáticas

decoration

Cuando el Gobierno central lanzó el paquete de medidas urgentes para la eficiencia y el ahorro energético, anunció que los espacios comerciales, edificios públicos, espacios culturales y hoteles que incumplieran dicho plan podrían ser multados con sanciones de hasta 60.000 euros. En este sentido, el presidente de Vigo Comercio hizo referencia a que “esperamos que no haya sanciones, porque en muchos casos no es que no se quiera aplicar las medidas, es que no se puede. Y otro temor que tenemos y que nos trasladan los comerciantes que sí han realizado alguna inversión es que a ver si no sucede lo mismo que con la Ley antitabaco, que muchos reformaron, luego cambió la normativa, y lo hecho ya no servía”.

Desde la Asociación de Comerciantes y Hosteleros Zona Náutico señalaron que, a pesar de no disponer de datos sobre los asociados que han asumido las medidas, sí difundieron entre los comerciantes los requisitos del plan de ahorro.

Compartir el artículo

stats