BLACK FRIDAY 50% Dto + 1mes Gratis Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fernando Valdés Secretario de Estado de Turismo

“La Navidad de Vigo no caducará, es una seña de identidad de los vigueses”

“Puede seguir creciendo a la vez que incorporamos tecnología para controlar los flujos”

Fernando Valdés, en el auditorio Mar de Vigo. Alba Villar

Destaca la “amplia cartera de recursos turísticos de Vigo”, con la Navidad o las playas como referentes, e insiste en la importancia de la desestacionalización y la sostenibilidad del turismo, claves para el futuro del sector. Fernando Valdés Verelst, secretario de Estado de Turismo, visitó Vigo y el área en una jornada señalada: el Día Mundial del Turismo. Asegura que no es casualidad: “Es la muestra del compromiso del Gobierno de España con este territorio”. En una entrevista concedida a FARO minutos antes de su participación en la V Xornada TurisTIC, promovida por la Diputación de Pontevedra en el auditorio Mar de Vigo, aborda las líneas estratégicas del turismo de la urbe y la provincia y pone deberes.

–Si piensa en hacer turismo en Vigo, ¿qué se le viene a la cabeza?

–Lo primero, la diversidad de producto. Vigo ha logrado crear una cartera muy amplia de recursos turísticos, que es un elemento fundamental en el futuro del turismo en España y permite la desestacionalización. Se está consolidando en este sentido con las playas, el patrimonio histórico, la Navidad, que ha permitido a Vigo ser el principal destino de España en esa temporada en número de pernoctaciones, las fiestas o los festivales.

–¿El turismo que se hace en Vigo es sostenible?

–Es lo que estamos intentando. Vigo está haciendo una apuesta fundamental, conocemos bien los planes de Vigo por incorporar una movilidad sostenible. Sostenibilidad también es atraer al turista durante los 12 meses del año. Vigo tiene un elemento que, desde el punto de vista de la sostenibilidad, le interesa mucho a la Secretaría de Estado: la cohesión de destino. Es la ciudad reclamo en este entorno y lo que consigue es que la gente que viene también visite toda una constelación de destinos alrededor y complete su visita. El comportamiento durante el verano es excepcional. Los alojamientos en Vigo han estado en el 90% de capacidad con respecto a lo que fue un año histórico, 2019. Los alojamientos de destino cercanos a Vigo incluso mejoran las pernoctaciones de 2019.

–¿Por qué se le conoce a Vigo en el ámbito turístico en España?

–La Navidad es un elemento que ha posicionado a la ciudad en el imaginario colectivo de España, pero Vigo es mucho más. Se está empezando a conocer como destino turístico. Las playas, que se están incluso regenerando, la movilidad sostenible… son elementos que se conocen cada vez más en España.

–¿Le gusta la Navidad de Vigo?

–No he estado, pero sí, claro. Como secretario de Estado de Turismo, he de reconocer que es un reclamo ya no solo para turistas nacionales, también para internacionales, y eso es una vocación que nos interesa.

–¿Y qué pasaría si, en algún momento, algún político decide dejar de explotar la Navidad?

–Está tan consolidada, que creo que la Navidad de Vigo es de los vigueses. Ha generado tanto, que ya es una seña de identidad de la ciudad, con independencia de la administración. Hay que reconocerle el trabajo al alcalde y su equipo de gobierno. Anticipo que sería muy complicado que alguien pudiera replantearse ese reclamo turístico.

Valdés, durante la entrevista concedida en el Mar de Vigo Alba Villar

–¿Es sostenible?

–Es compatible con una búsqueda de la sostenibilidad, de disfrutar de la belleza de las luces, pero, al mismo tiempo, con el compromiso, como ha anticipado el alcalde, de ser cada vez más eficiente.

–¿Cree que su éxito tiene fecha de caducidad?

–No creo. Conozco ciudades que han construido buena parte de su reclamo turístico a través de la Navidad, como Múnich con sus puestos y el vino caliente, o Bruselas… Es un destino tradicionalmente muy familiar, y eso, francamente, no creo que desaparezca.

–¿Le ve techo?

–El techo lo tiene que fijar la convivencia con la ciudadanía. Es un problema que nos estamos encontrando no solo en Vigo, también en Santiago: los techos se establecen a través de un proceso dialogado, una reflexión entre el residente, la oferta turística y el turista. Los techos tienen que estar asociados a una correcta convivencia, a una buena gestión del flujo turístico. Colaboramos con el Concello con una última subvención que se concedió a la ciudad para mejorar la digitalización, la sensorización de la ciudad, el conocimiento de la movilidad… Eso nos permitirá que no haya excesiva concentración de gente en espacios que no puedan absorber tanta afluencia de visitantes. En el momento en el que se produzca masificación, el gestor público del destino tiene que plantearse decisiones para evitar que incomoden al residente. Si el ciudadano de Vigo se va a desvincular de un fenómeno como la Navidad porque ve que su ciudad es inabordable, tendremos que adaptar la asistencia. He de decir que no hay debate imposible. El fenómeno puede seguir creciendo al tiempo que vamos incorporando elementos que nos permiten gestionar mejor los flujos, el alojamiento, incorporar nuevos recursos turísticos que no estén concentrados únicamente en el centro, es decir, diseminar al turista a lo largo de la ciudad. Todos esos elementos nos tienen que ayudar a seguir creciendo de manera sostenible.

–¿Cree que la Xunta debería financiar la Navidad de Vigo?

–Si yo tuviera competencias en materia turística en la Xunta, lo haría. Nosotros lo hemos hecho desde la Secretaría de Estado de Turismo.

–¿Vigo está desaprovechando el Xacobeo por la lucha política?

–El Xacobeo es un elemento que nos representa a todos. Personalmente, no he visto un desaprovechamiento por parte de Vigo del Xacobeo. El compromiso del Gobierno es inequívoco: desde el principio, supo que el Xacobeo era un elemento distintivo de la oferta turística. Ya se han comprometido desde el año pasado 110 millones de euros por parte del Gobierno. Se nos criticó por parte de la Xunta que no había suficiente compromiso, pero nunca antes un Gobierno de España había comprometido tantos recursos en el Camino de Santiago como parte de la oferta turística. También es verdad que la oferta turística de Galicia no se acaba con el Xacobeo.

–¿Qué deberes le pone a Vigo?

–Seguir trabajando para alcanzar un turismo cada vez más inteligente: que sepamos de dónde vienen los visitantes, que seamos más efectivos a la hora de promocionar el destino… Y siempre podemos mejorar en temas de movilidad sostenible y eficiencia energética.

–¿Qué sitio de la ciudad recomendaría para visitar?

–El centro. Me encantaría hacerlo de la mano del alcalde. Pasear por esas calles céntricas, donde se ha hecho una apuesta muy importante para mejorar la movilidad del residente, que eso también es sostenibilidad, esa convivencia del residente con el visitante. Se ha convertido en un espacio muy amigable para el visitante. Estéticamente, está cada vez más adaptada al turista.

Valdés, con Carmela Silva minutos antes de comenzar la V Xornada TurisTIC. En primer término, Caballero

–¿Qué medidas contempla el Gobierno en Vigo y provincia en clave turística?

–He hablado del Xacobeo, pero también destaco los algo más de 110 millones desde 2020 comprometidos de fondos europeos en la oferta turística, en el desarrollo del modelo turístico en Galicia, de los cuales, 31 millones han ido a Pontevedra. El compromiso es inequívoco. Me gustaría que el habitante de Vigo entienda que tiene un Gobierno plenamente comprometido con su modelo turístico, un modelo que integra gastronomía, patrimonio natural, patrimonio histórico y cultural, desarrolla productos turísticos tan singulares como la Navidad de Vigo, incorpora rutas y caminos verdes a lo largo del territorio y que, obviamente, tiene como muy destacado el Camino de Santiago. En Baiona, vamos a comprometer 7 millones en la recuperación de las murallas y la puerta de entrada al parador, que es una fortaleza de la ciudad, no única y exclusivamente de quien se aloja en el parador, sino del residente y del visitante de Baiona. Estamos invirtiendo en Vilagarcía de Arousa, Sanxenxo, en la Mancomunidad de O Salnés… El compromiso se mantendrá. Se han transferido a la comunidad algo más de 7,8 millones de euros para convocar ayudas para que los alojamientos se adapten a la eficiencia energética y mejoren la gestión de los recursos y residuos. El compromiso de este Gobierno es inédito, histórico. Este Gobierno siempre ha entendido que el turismo, gracias a los fondos europeos, se tenía que desarrollar en todo el territorio, a diferencia de otros, como Feijóo, que dicen que se tiene que concentrar en determinadas plazas, a las cuales también estamos apoyando.

–¿Ya se perciben los efectos del AVE en el turismo de Galicia?

–Todavía falta por consolidarse, pero sí, ya se empiezan a ver. Cuando incorporamos facilidad en la movilidad, los visitantes realizan más escapadas de fin de semana: hay un incremento en la compra de billetes los fines de semana hacia Galicia. Inevitablemente, el AVE debe ser un elemento dinamizador.

–¿Debería reforzarse la oferta del aeropuerto de Vigo?

–Hay fórmulas que se pueden trabajar para incrementar, sobre todo, los flujos internacionales. Las rutas internacionales siempre ayudan en la consolidación de un destino.

–¿Es sostenible el turismo de cruceros?

–Tiene que serlo. He conocido los compromisos del sector, está empeñado en hacer una transición ecológica. En esa transición, hay esfuerzos de inversión en adaptar las energías propulsoras de los grandes buques para que sean cada vez más sostenibles y eficientes. No podemos renunciar a la visita de los cruceros, son necesarios para consolidar la riqueza que puede generar el turismo. Me consta que, en Vigo, se está haciendo un esfuerzo para que la visita de los cruceristas tenga beneficios en el destino.

–¿Qué significaría a nivel turístico que Cíes logre ser Patrimonio de la Humanidad?

–Tendría más proyección internacional. Las Cíes ya están colocadas en el imaginario de todo visitante, ya es un recurso turístico de primer nivel en España.

–¿Deberían ponerse de acuerdo las ciudades gallegas para hacer promoción conjunta?

–La cooperación en materia de promoción y posicionamiento de destino siempre es buena. El sector turístico no está muy habituado, empezando por los empresarios, a cooperar.

–¿Defiende el negocio de los pisos turísticos?

–Ni lo defiendo ni lo condeno. Deben estar regulados, tener las mismas exigencias que un hotel, hostal o campin y se tienen que dar ciertos criterios en materia laboral, de riesgos, de adaptación y de sostenibilidad.

Compartir el artículo

stats