Suscríbete Faro de Vigo

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El traslado a la Ciudad de la Justicia deja en un limbo 100.000 cajas de pleitos antiguos

La mudanza arrancó ayer con el archivo judicial, pero la mayoría de expedientes no tienen cabida en Pizarro | Los juzgados, a un ritmo de dos por semana, empezarán en el nuevo complejo en octubre

El traslado del archivo a la Ciudad de la Justicia de Vigo arrancó ayer y durará dos semanas. Alba Villar

La mudanza a la Ciudad de la Justicia vivió ayer un día importante. No es el clave, ya que ese se vivirá cuando empiecen a llegar los propios órganos judiciales, pero a lo largo de la mañana arrancó el traslado del archivo. En total, y durante dos semanas, se moverán al nuevo complejo unas 10.000 cajas con pleitos que ya están archivados de forma definitiva, pero que fueron cerrados durante estos últimos años, por lo que todavía deberán estar disponibles en la futura sede judicial. El problema es que hay aproximadamente la friolera de unas 100.000 cajas con litigios más antiguos que no entraron en el proceso de expurgo y que, al no estar en la selección para llevarlos a Pizarro, quedarán en los sótanos de los actuales edificios de la calle Lalín. ¿Qué ocurrirá con estos viejos asuntos que ahora están en una especie de limbo? Las fuentes consultadas señalan que por ahora no hay nada decidido. “La Xunta deberá buscar una solución”, indican.

Los expedientes archivados definitivamente estarán en uno de los sótanos del nuevo complejo judicial. Alba Villar

Las 10.000 cajas de asuntos archivados definitivamente que se moverán entre finales de este mes y principios de octubre irán a la zona del sótano de la Ciudad de la Justicia destinada a archivo (en la planta -2 de la gran torre), que tiene capacidad para 20.000 más. Parece mucho, pero no es tanto. La ansiada digitalización de la actividad judicial será clave para que esta dependencia no se quede pequeña en pocos años, dada la gran cantidad de papel que aún a día de hoy se maneja en los distintos juzgados. Hay 10.000 cajas más con litigios, estos aún vivos o con archivo provisional, que se trasladarán al tiempo que cada una de las salas de las que dependen. Para estos asuntos en tramitación, explica Xabier Meilán, técnico del Archivo Judicial Territorial de Pontevedra, en cada órgano se dispone de estanterías paneladas en los pasillos, así como de un armario por funcionario.

Los operarios, ayer, con las cajas llenas de pleitos en la Ciudad de la Justicia. Alba Villar

¿Y cuando empezará el traslado de los 39 juzgados, así como del resto de servicios, como las secciones de la Audiencia, la Fiscalía o el Imelga? La Xunta avanzó ayer que la previsión es que esta mudanza, la clave, comience a mediados de octubre, con una media de dos órganos por semana. Si esto se cumple, el traslado se prolongaría al menos hasta marzo de 2023.

Un centro de salud y otro para asociaciones en los edificios de la calle Lalín

Cuando culmine el traslado a la Ciudad de la Justicia, los dos edificios de la calle Lalín se reformarán para ser sede de actividades muy distintas a las que aún se desarrollan allí ahora. El inmueble más nuevo, el que a día de hoy alberga las secciones de la Audiencia y los tribunales penales entre otros órganos y servicios, acogerá el nuevo centro integral de salud (CIS) Olimpia Valencia, que tendrá una inversión de casi 15 millones de euros. La Xunta recibió ocho ofertas de empresas para ejecutar estas obras y, en la actualidad, según confirmaron fuentes del gobierno autonómico, se están valorando las mismas antes de proceder a la adjudicación de los trabajos.

El otro edificio de la calle Lalín, el más antiguo y donde están los juzgados laborales, los civiles o la sede de la Fiscalía, se pondrá a disposición de entidades sociales de Vigo para la ocupación temporal de los locales para usos sociales, culturales o sanitarios. La Xunta avanzó ayer que se desarrollará un concurso de ideas mediante un convenio de colaboración con el Colegio Oficial de Arquitectos de Galicia (COAG) para llevar a cabo las obras de rehabilitación de cara a habilitar dichos locales.

El inicio del traslado del archivo se vivió ayer con curiosidad en estos edificios todavía judiciales de la calle Lalín. “Parece que por fin arranca la mudanza”, comentaban al ver el camión de la empresa de mudanzas y a los operarios moviendo las cajas con pleitos que tenían como destino el nuevo complejo de Pizarro.


Compartir el artículo

stats