Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las tiendas 24 horas resurgen en los barrios de la ciudad: ya hay más de una veintena

Algunas son auténticos supermercados y venden productos frescos del día, como frutas o verduras | Ofrecen llevar la compra a casa a los clientes incluso en días festivos

Una clienta realiza una compra en Supermercados Trujillo, tienda 24 horas de Travesía de Vigo. Alba Villar

Siempre están ahí. Domingos, festivos y en los puentes enormes como el que acabamos de pasar. Seguramente gran parte de los vigueses los han utilizado. También los días laborables, especialmente los que trabajan hasta tarde. Está todo cerrado y hay que buscar alternativas para comprar algo de cenar, pan, un ingrediente que falta para la cena o simplemente cualquier objeto de necesidad. Y acuden a un establecimiento 24 horas, que además en la ciudad hay unos cuantos y son especialistas en salvar de apuros a muchos. Alimentación, bebidas, golosinas, snacks, prensa, productos de higiene, bollería, pan, helados, recargas de móviles, hielo, caramelos, pizzas, artículos coleccionables y todo lo necesario para salir del paso.

Este tipo de locales se tuvieron que reinventar durante la pandemia, al menos los que no se vieron abocados a echar el cierre. El toque de queda les obligó a reducir sus horarios y con ello bajaron sus ingresos. En vez de abrir las 24 horas, apenas podían mantener sus puertas abiertas durante medio día.

Pero fue precisamente durante aquellos tiempos de restricciones cuando la sociedad se dio cuenta de la importancia de estos establecimientos y muchos emprendedores vieron en ellos un nicho de negocio. Prueba de ello es que el número de tiendas 24 horas que hay en la actualidad en Vigo se triplicó en comparación con antes de la pandemia y se cuentan ya por más de una veintena. Se ubican fundamentalmente en los barrios: O Calvario, Traviesas, Travesía de Vigo o Coia son algunas de las zonas donde más han abierto algunos de los nuevos locales.

Hay establecimientos 24 horas de todos los tipos. Algunos son auténticos supermercados, con productos frescos del día (frutas, verduras). Por ejemplo, Supermercados Trujillo, que cuenta con dos tiendas en Vigo, una en Travesía y otra en la calle Coruña. “Estamos al alcance de todos los bolsillos y nuestros principales clientes son los que vienen al salir de trabajar, cuando el resto de tiendas están ya cerradas”, explicaba recientemente a FARO Freddy Trujillo, responsable de estos establecimientos, que se han convertido también en dinamizadores del comercio local en las zonas den las que operan.

Otros locales 24 horas que están abriendo en las últimas semanas, además, se han lanzado a competir directamente con los supermercados, al menos en la venta online, pues se ofrecen en las diferentes aplicaciones de envío de compra a domicilio, como Glovo. Y también en días festivos. Ayer por ejemplo, y el pasado lunes, e incluso el domingo, tres días en que los supermercados tradicionales de Vigo estaban cerrados, varias tiendas 24 horas de la ciudad ofrecían llevar la compra a casa. “Es un nicho de mercado que sabemos que está ahí y lo queremos aprovechar. La gente sigue demandando que le lleven la compra a casa incluso en días festivos, y nosotros lo hacemos con costes de transporte muy reducidos y con precios muy competitivos”, explica Román Prieto, gerente de un establecimiento 24 horas abierto recientemente en el barrio de Traviesas.

En el otro lado de la balanza, sin embargo, en esas mismas aplicaciones se encuentran algunas tiendas “fantasma”. Son aquellas que ofrecen todo tipo de productos, al igual que los 24 horas o los supermercados tradicionales, pero se esconden detrás de un nombre muy genérico, no revelan su localización y tampoco hay disponible un número de teléfono o alguna otra forma de contacto para poder reclamar en caso de alguna incidencia.

Es decir, estas últimas son lo que se conocen como dark stores o supermercados “fantasma”, que además lanzan promociones cada vez más agresivas para intentar captar clientes. Por ejemplo, prometen llevar la compra a casa en incluso quince minutos. Y también ofrecen descuentos muy agresivos, de en torno a un 20%, porque es evidente que es en el precio donde está la clave de este tipo de servicios. ¿Y quién se encarga de llevarla? Pues en este caso no son las clásicas furgonetas de reparto, sino los conocidos riders, es decir, trabajadores que van en motocicleta o en bici de aquí para allá trasladando pedidos a los domicilios de los clientes. Productos de alimentación y de higiene que están presentes en todas las casas constituyen su principal oferta, aunque también ofrecen incluso comida para llevar, pan y repostería.

Compartir el artículo

stats