Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ramiro Gómez se perfila como nuevo comisario de Vigo tras el ascenso de Juan José Díaz

La Policía Nacional de Vigo sumará ocho jefes en seis años | Uno de los retos clave, dotar de más agentes y unidades a la mayor ciudad de Galicia

Ramiro José Gómez. FdV

Ramiro José Gómez García (Valladolid, 1967) se perfila como nuevo comisario de la Policía Nacional de Vigo-Redondela, cargo que ya ocupa en la actualidad de forma provisional tras la marcha de Juan José Díaz a raíz de su nombramiento al frente de la comisaría provincial de Pontevedra. A la espera de que se produzca el nombramiento oficial para la plaza de máximo rango de la comisaría viguesa, el nombre de este candidato es el que en la actualidad suena con más fuerza, según confirman las fuentes consultadas.

Licenciado en Geografía e Historia –especialidad de Arqueología– por la Universidad de Valladolid, su ciudad natal, Ramiro José Gómez suma una trayectoria profesional de 25 años en el Cuerpo Nacional de Policía, donde ingresó en 1997. La Jefatura Superior de Cataluña fue su primer destino, trasladándose posteriormente a la comisaría local de Aranda de Duero (Burgos). Tras una etapa impartiendo clases de investigación en la Escuela Nacional de Policía de Ávila y otra como responsable de la Policía Científica de la Comisaría Provincial de Ávila, en 2019 se puso al mando de la comisaría de Miranda de Ebro, de nuevo en Burgos. Y tras su ascenso a la categoría de comisario en septiembre de 2021 ya fue destinado a Vigo, donde este mismo enero tomó posesión como jefe local de Operaciones.

El que fue comisario de Vigo hasta este pasado julio, Juan José Díaz, ascendió oficialmente a su nuevo destino en Pontevedra este mismo verano a raíz de la destitución en marzo de la comisaria Estíbaliz Palma tras unas polémicas declaraciones en el homenaje a un miembro de la UIP herido en los disturbios de Cataluña. Fue el séptimo jefe de la Policía Nacional de la ciudad olívica en un período de solo seis años.

Criminalidad y reivindicaciones

A la espera de que se nombre al futuro comisario de Vigo, algo que ya podría producirse en septiembre, quien se ponga a los mandos de la Policía Nacional tiene varios retos por delante. Uno de ellos el de afrontar unas estadísticas de criminalidad en ascenso tras el inédito parón que se vivió en la época del COVID. Peleas nocturnas, robos en viviendas o delitos sexuales son algunos de los ilícitos que se dispararon. Y una de las asignaturas pendientes, según apuntan desde el SUP, sindicato policial mayoritario en Vigo, es que de una vez por todas el catálogo de puestos de la comisaría “se adapte a la realidad” de una ciudad pujante que es la mayor de Galicia. “Está obsoleto, no se actualiza desde 2007”, apuntan desde el sindicato. Más agentes, ampliar grupos que acumulan gran carga de trabajo o crear nuevas unidades que ahora no existen son reivindicaciones que están vivas.

Compartir el artículo

stats