Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Gran Vigo
Hijos de la Ruina Proyecto musical entre Natos y Waor con Recycled J

Recycled J: "Te llena el pecho estar al lado de esta gente. Igual que ellos, seguro que Raphael dice 'Hijos de la Ruina, la bomba'"

La cita de Natos y Waor, Recycled J y la viguesa Wöyza iniciarán la fiesta en Castrelos

Natos y Waor junto a Recycled J en una imagen promocional.

Son una de las apuestas más arriesgadas dentro del programa de ‘Vigo en Festas’ en Castrelos, pero no podía haber mejor pistoletazo de salida para el regreso de O Marisquiño. El tercer volumen de Hijos de la Ruina, la alianza de rap y música electrónica de Natos yWaor con Recycled J; tendrá este jueves a las 21:30 horas en el auditorio municipal una de las escasas citas de su gira. Lo harán acompañados por la viguesa Wöyza en un formato festivalero que llenará el parque del mejor sonido urbano.

Por una parte, Gonzalo Cidre (Buenos Aires, 1991) y “Natos” en el dúo de hip-hop por excelencia de este país. En el otro, Jorge Escorial (Madrid, 1993) que bajo ese seudónimo se ha coronado como uno de los nombres propios de la electrónica en español.

–Cinco años después habéis vuelto como Hijos de la Ruina aunque parece que sabe a poco. ¿Cómo están siendo las sensaciones?   

–Gonzalo: Muy contentos la verdad. Nunca habíamos dado conciertos de “Hijos de la Ruina” como tal y después de tantos años conociéndonos y haciendo música juntos nos parecía una idea bastante guapa plantear una mini gira. Con ocho o diez fechas y dándole un lavado de cara al show con un concepto totalmente nuevo.

–Jorge: Es un show nuevo que hemos diseñado, llevamos unos cuantos meses trabajando en ello y cuando lo vimos realizado en la primera fecha en Barcelona fue muy emocionante.

Hijos de la Ruina, el grupo compuesto por Natos y Waor y Recycled J

–¿Y el resultado ha convencido?   

–G: Las fechas que llevamos de momento muy contentos y al público parece que les está encantando.

–J: Tanto por la parte de nosotros tres, que somos los que estamos dando la cara, como realmente también toda la gente que hay detrás que ha sido mucho trabajo de preproducción.

–¿En qué consiste exactamente?   

–J: Está todo muy medido. Hay unas pantallas que tienen mucha importancia. Aparte de nuestras figuras, queremos plantear un directo que tiene mucha fuerza, la experiencia audiovisual está muy bien acompañada con las luces, los visuales y todo este mundo. Hacemos un recorrido por las canciones más antiguas de HDLR, este volumen, nuestros temas...Es un viaje que hay que vivir, no se puede contar.

–El primer disco en 2012, el segundo en 2016... ¿tercero y último?   

–G: La puerta está siempre abierta. Aparte de la amistad que nos une, nos encanta hacer música juntos. Lo pasamos muy bien que al final creo que es una de las claves. Divertirte, intentar explorar nuevos límites de qué cosas puedes hacer, a pesar de que Natos y Waor y Jorge tenemos nuestras carreras en solitario y tenemos poco tiempo, siempre es bonito volver a juntarnos y plantear un trabajo conjunto.

–No es su primera vez en Vigo durante O Marisquiño, donde los califican de “artistas fetiche”. ¿Qué perspectiva hay desde fuera de todo lo que se vive en él?   

–G: Cuando hemos estado allí nos lo hemos pasado muy bien. Nos encanta su gastronomía, su gente, su vida nocturna...y joder, el Marisquiño es un festivla muy guay. Es una movida que no se hace en ningún otro lado de España. Creo que es un festival que le da mucha vida a la ciudad y nos dejaremos caer por allí. Es un gustazo siempre pasarnos.

-J: Fui en 2015, una de sus primeras veces y muy bien.

–Actúan un par de días después de Sting y poco antes que Raphael. ¿Qué sienten al verse en ese cartel?¿Es un reconocimiento a vuestro proyecto o al género?

–J: Está muy bien y es algo de lo que sentirse orgulloso, el poder estar rodeado de nombres así de grandes. Te llena el pecho decir que estoy al lado de esta gente. Igual que ellos lo podrán decir de nosotros. Seguro que Raphael dice “Hijos de la Ruina, la bomba” (ríe). A nosotros nos gusta repetir donde somos queridos. Pero es guay que que el Concello quiera contar con nosotros y vamos encantados de aportar lo que sabemos hacer.

–Estarán junto a la viguesa Wöyza. ¿Tienen relación con ella?   

–G: Estuve con ella hace unos cuantos años una vez que fuimos a Galicia y comimos juntos. Una tía de puta madre y súper talentosa.

–Han pasado de tocar en okupas a llenar recintos como Vista Alegre. ¿Cómo se sienten en este punto de sus carreras?   

–G: Claramente estamos en el punto más maduro de nuestra carrera, si no fuera así algo estaríamos haciendo mal. Todo lo que hemos ido aprendiendo estos años por separado al juntarnos lo hemos puesto en común y eso ha hecho que el proyecto sea mucho mejor todavía. Lo que nos puede aportar Jorge a nosotros que es justo lo que a nosotros nos falta y quizás nosotros podamos aportarle algo a él.

–J: Al final es mutuo, tanto con mi estilo como ellos con lo suyo. La gente que ve el show o nosotros mismos se nota una diferencia a cuando es en solitario, otra energía, otras canciones, otro tracklist. Es un viaje y se disfruta de otra manera.

Compartir el artículo

stats