El Juzgado Mercantil de Vigo ha avalado la política de equipaje de cabina de la compañía aérea Ryanair al rechazar una demanda presentada por dos pasajeros a los que la aerolínea cobró 91,98 euros por superar el límite de volumen contratado. La magistrada destaca que el suplemento cobrado a los viajeros responde a “razones lógicas” y que “no se puede exigir” a las compañías que “no limiten” el equipaje de mano. El vuelo era entre Ponta Delgada y Oporto.