Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cristo de la Victoria se prepara para su edición más histórica y emocionante

La procesión estrenará la Porta do Sol, carruaje, conciertos y la designación como basílica de la Colegiata | La entrega de las medallas a los 40 nuevos cofrades arranca los actos

Los nuevos cofrades tras la entrega de sus medallas acreditativas en la Colegiata. Marta G. Brea

Casi tres años después, pero la ciudad vuelve a adentrarse en los días grandes de su principal fiesta religiosa. La Cofradía del Cristo de la Victoria celebró este viernes los primeros actos de una edición que promete ser “muy bonita e histórica”. Así la define su secretario, Carlos Borrás, quien destaca la expectación que se vive en la ciudad por una celebración que “trasciende lo religioso y pasa a lo sociológico”.

Con la tradicional comida protocolaria en la Casa de Campo con autoridades civiles, políticas y eclesiásticas se iniciaba una maratoniana jornada que desembocó en la entrega de las insignias a los nuevos cofrades aúltima hora de la tarde. Más de 40 personas –y con algunas peticiones llegando incluso ayer por la tarde– recibieron su medalla para entrar a formar parte de la hermandad, la más grande de la ciudad. Para este domingo se espera una afluencia de récord en una cita en la que sobran los motivos para agradecer al Cristo.

También será un día de estreno para la ciudad, ya que la actuación del orfeón de corales y las alfombras florales preparadas en Ponteareas permitirán inaugurar de forma oficiosa la nueva Porta do Sol

decoration

Será la primera vez que la Concatedral de Santa María pueda utilizar durante estas ceremonia la categoría de basílica concedida por la Santa Sede en 2020, culminando un proceso de tres años que obligaron a reformar el interior del templo del Casco Vello. Pero también será un día de estreno para la ciudad, ya que la actuación del orfeón de corales y las alfombras florales preparadas en Ponteareas permitirán inaugurar de forma oficiosa la nueva Porta do Sol. La gran plaza pública peatonal ha intensificado sus trabajos esta semana para llegar a tiempo a una cita marcada que también recuperará, una década después, el histórico paso por la calle Príncipe en lugar de Policarpo Sanz antes de regresar al templo neoclásico.

Recorrido de la procesión.

Este mediodía será el turno del pergón, que este año correrá a cargo del doctor José Ricado Troncoso en los jardines del Pazo de Castrelos. Ya en la Colegiata y a las 19:30 horas se procederá a la bajada del Cristo para que los fieles. Las altas temperaturas y la previsión de aglomeraciones en el domingo anticipan que centenares de fieles recorran ya la calle Real, Cánovas del Castillo, Montero Ríos o Colón como procesión “previa”.

En la oficial está prevista la actuación de una soprano en O Berbés y el estreno, treinta meses después de su presentación tras una inversión de31.000 euros, del nuevo carro que porta la imagen de la segunda mitad del siglo XVIII.

Programa de la festividad del Santísimo Cristo de la Victoria.

Hace diez años la cofradía celebraba los dos siglos pudiendo procesionar de forma consecutiva. Ahora, tras dos ediciones suspendidas por la pandemia, vuelve a poner en marcha un contador que con la pasión de miles de vigueses confía en volver a esa marca.

Desfile de parroquias y guiño a la Coral Casablanca

“El Cristo es el rey de Vigo y vamos todos detrás”. Con esta frase resume Borrás la iniciativa por la cual, detrás del estandarte que portará el actor Manuel Manquiña desfilarán representantes de cofradías de toda la ciudad. San Roque, Lavadores, Teis o Bouzas. Todas las parroquias viguesas el cariño a una imagen en una ciudad “tan dispersa y con tantos centros”. Además, se recupera la mención de Cofrade de Honor, que este año recaerá sobre la Coral Casablanca por su colaboración año tras años, algo que “les llena de orgullo” por su significado.

Compartir el artículo

stats