Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Centros de salud no dan cita a pacientes crónicos en verano por la falta de personal

El seguimiento de personas con diabetes o hipertensión, salvo urgencia, se aplaza hasta mediados de septiembre, cuando se reincorporan la mayoría de sanitarios de vacaciones

Pacientes piden cita en el centro de salud de Rosalía de Castro. Marta G. Brea

El verano es una época complicada para Atención Primaria. Las dificultades para cubrir las vacaciones de los profesionales, especialmente los médicos de familia, dejan en cuadro las plantillas de los centros de salud, que tienen que hacer malabares y un gran esfuerzo, básicamente mediante la prolongación de jornada de los profesionales que no están ausentes, para atender a la población. Para paliar esta situación, en los ambulatorios de Vigo están tomando una medida que los sanitarios consideran imprescindible: atender fundamentalmente a los pacientes urgentes y las consultas que no son demorables y, el resto, dejarlas para después de verano, cuando estén las plantillas completas. Esto afecta, fundamentalmente, al control de pacientes crónicos, cuyo seguimiento se está aplazando para septiembre.

“La revisión de procesos crónicos en verano es imposible, nada de nada. Estamos con menos del 50% de médicos”, explica un facultativo del centro de salud de Pintor Colmeiro. Es decir, los controles a enfermos diabéticos o hipertensos se aplazan por la falta de personal y la imposibilidad de hacer frente a toda la demanda sanitaria con los trabajadores actuales. Obviamente, sí que se atienden a aquellos pacientes crónicos cuya atención es no es demorable y que necesitan de forma urgente que lo vea un médico porque, por ejemplo, hay que ajustarle la medicación o se han visto desestabilizados debido a la ola de calor. “La gente que lo necesita, siempre es atendida”, aclara el médico de familia de Pintor Colmeiro.

En la misma línea se muestra Susana Aldecoa, doctora en el centro de salud de Rosalía de Castro y presidenta de la Asociación Galega de Medicina Familiar e Comunitaria (Agamfec). “En julio y agosto estamos ahogados por la falta de personal, y no es posible el control de crónicos, salvo que se trate de pacientes descompensados”, apunta.

Hay que recordar además que la atención a pacientes crónicos dará un importante vuelco en los centros de salud a partir del próximo otoño, pues el Sergas busca darle un mayor protagonismo al personal de enfermería. Así, las enfermeras podrán dispensar medicación relacionada con la hipertensión, la diabetes o las quemaduras, y con los protocolos que se activarán, estas profesionales podrán resolver, de forma autónoma, consultas sobre subidas de tensión arterial, infecciones de orina y otras demandas sanitarias comunes. Estas medidas se complementan con la puesta en marcha, por parte de la Xunta, de un sistema de gestión integrada de demanda en equipo, que ya funciona en más de 50 centros de Galicia, “y que potencia todas las categorías profesionales, puesto que dirige al paciente directamente al profesional más adecuado para atenderlo, evitando, de este modo, que todas las consultas tengan que pasar por el médico”, según apuntó el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña.

En la actualidad, lo que están viendo fundamentalmente en los centros de salud de Vigo es patología urgente y habitual del verano: heridas, contusiones, gastroenteritis, diarrea, y también se sigue atendiendo a un importante volumen de pacientes con síntomas respiratorios sospechosos de padecer COVID y que acaban dando positivo. “Estamos notando que parte de la demanda que teníamos todos los veranos se está desplazando directamente a que la vean en los Puntos de Atención Continuada (PAC), es algo que venimos percibiendo en las últimas semanas”, apuntan desde el centro de salud de Pintor Colmeiro. Concretamente se refieren a que hay personas que, si tienen dificultades para pedir cita con su médico de cabecera o por cualquier otro motivo, acude directamente al dispositivo de urgencias de Atención Primaria ubicado en la calle Pizarro.

La situación en Primaria

  • 1. Se atiende todo lo que no es demorable

    En los centros de salud se está atendiendo a todos aquellos pacientes que requieran una atención médica que no sea demorable. A los pacientes crónicos que se han desestabilizado, por ejemplo, no se les aplaza el control de su enfermedad.

  • 2. Patología “típica” de verano... y COVID

    Los médicos de familia de Vigo están atendiendo la patología más habitual de verano: contusiones, heridas, gastroenteritis...y también se siguen diagnosticando un volumen considerable de casos de coronavirus de pacientes que llegan con síntomas respiratorios.

 

Compartir el artículo

stats