Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Audasa: la concesionaria siempre gana

La gestora de la AP-9 casi duplica sus beneficios en el primer semestre: 21,4 millones de euros | Ingresó 80 con los peajes con la recuperación del tráfico tras la pandemia

Vista general del puente de Rande, uno de los principales viaductos de la AP-9. | // M.G. BREA

A pesar de estar inmersa en tres procesos judiciales inconclusos y del encarecimiento de los combustibles fósiles, la empresa que gestiona la concesión de la AP-9 vive una época dorada. Al cierre del primer semestre de 2022 su beneficio neto había aumentado un 73% en comparación al año pasado: un total de 21,4 millones de euros. A esta altura del ejercicio anterior ya habían ganado 12,3 millones. Los datos se han hecho públicos tras la presentación del balance por parte de la filial del Grupo Itínere frente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Los buenos números que firma la gestora de la infraestructura de circulación más concurrida de Galicia se explican, en buena medida, por tres factores clave. Por un lado, la eliminación de las restricciones de movilidad derivadas de la pandemia de coronavirus ha devuelto a la normalidad a las carreteras de Autopistas del Atlántico. En segundo lugar, con la llegada del 2022, los peajes de la AP-9 subieron casi un 3%, haciendo que los usuarios asumiesen un extra por la ampliación de Rande y el acceso a Santiago de Compostela, ayudando a engrosar las ya acaudaladas cuentas de la concesionaria. De hecho, viajar de Vigo a A Coruña hoy es cincuenta céntimos más caro que el año pasado. Por esta vía, Audasa ha ingresado alrededor de ochenta millones de euros en tan solo seis meses.

Y, por último, la aplicación de las bonificaciones del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, que se basan, principalmente, en la gratuidad de todos los trayectos de vuelta pagados con el dispositivo de telepeaje que se realicen en un plazo máximo de 24 horas.

El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, informó ayer que se han destinado 23,5 millones de euros a la bonificación de los peajes de la autopista AP-9 desde la puesta en marcha de esta medida hace un año solo válida para el telepeaje. Así lo expuso en un acto de “rendición de cuentas” del Gobierno central en el que también ha sido preguntado sobre la transferencia a Galicia de esta infraestructura. Miñones afirmó que “hay una hoja de ruta marcada y, ahora mismo, se sigue con la base de la negociación para poder hacerla realidad”. “Cada una de las líneas que estamos trabajando con la Xunta de Galicia requiere del compromiso de ambas partes, por parte del Gobierno de España existe ese compromiso y, por tanto, ahora es la Xunta la que tiene que cumplir con el mismo”, afirmó.

El telepeaje como vía de pago

Del informe que Audasa ha presentado frente a la CNMV se desprende otra de las tendencias que venían sobresaliendo en años anteriores: solo uno de cada cuatro viajes a través de la AP-9 se paga ya con efectivo o tarjeta. Aupados por las ya mencionadas bonificaciones y por las pretensiones de la empresa, los conductores van camino de reducir al mínimo el uso de la ventanilla tradicional. Sin embargo, eso todavía no se ha transformado en un recorte de plantilla, que en el último informe anual reportaba un total de 221 empleados, cuatro más que en el ejercicio correspondiente a 2020.

El recorrido en los tribunales

El futuro inmediato de la concesionaria está marcado por tres procesos judiciales que serán clave para su persistencia como gestora de la AP-9. Por un lado, el de la concesión de la AP-9 hasta el 2048 que la UE declaró ilegal. Por otro, el pleito por los cobros de peajes durante las obras de Rande donde la Audiencia de Pontevedra la absolvió de abuso. Y, por último, por otro conflicto con una empresa implicada en las obras de ampliación del acceso a Santiago de Compostela desde la AP-9.

Los transportes especiales circularán gratis por la noche

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) habilita a circular gratis desde hoy por las autopistas gallegas AP-9 y AP-53 a los vehículos de transportes especiales de mercancías en horario nocturno –entre las 22.00 horas y las 6.00 horas– para paliar los efectos del derrumbe del viaducto de O Castro, en la A-6, cerca de Pedrafita do Cebreiro. Así, los vehículos de dimensiones superiores a 26 metros de longitud y tres metros de ancho podrán utilizar la AP-53, en sentido Alto de Santo Domingo-Santiago, y la Autopista del Atlántico (AP-9), tramo Santiago-Ferrol, gratis en los horarios pautados.

Esta medida será temporal y estará vigente hasta que sea habilitado un itinerario de proximidad alternativo a la travesía de Pedrafita o, como máximo, hasta el 31 de diciembre de 2022. El Ministerio ratifica esta decisión, que busca dar respuesta al colapso de dos vanos en el viaducto de O Castro. Este incidente ha obligado al cierre de la calzada sentido Madrid de un tramo de la autopista y desviar el tráfico por la antigua carretera N-6. Además, el Mitma ha confirmado que compensará a las concesionarias afectadas por el descenso de los ingresos. El desvío por la N-6 incluye la travesía de la localidad de Pedrafita do Cebreiro. Las características de la vía “imposibilitan” la circulación de vehículos de transportes especiales de ciertas dimensiones. Asimismo, el itinerario de la N-6 posee, según ha indicado el Mitma, “fuertes pendientes” que podrían presentar problemas viales.

Compartir el artículo

stats