Mira Vigo

Sueño de Calíope, calidad, creatividad y gran resistencia

Fernando Franco

Fernando Franco

Fernando Franco

Fernando Franco

Si de vocación, esfuerzo, resistencia ante la precariedad del medio y creatividad para sustituir a la falta de medios hablamos en el mundo musical vigués podríamos poner como ejemplo a Sueño de Calíope. Conozco hace muchos años esta formación salida del empeño educativo del maestro José Pérez Pérez de Gondomar y seguí de lejos sus diferentes etapas, de alguna de las cuales han surgido voces luego independizadas y con exitosa trayectoria profesional como Andrea Pousa. El Sueño de Calíope que veo ahora es un dúo cálido y muy activo en el panorama cultural de Vigo con una larga trayectoria de conciertos en directo y siempre bajo la dirección de José Pérez, integrado por la soprano y poetisa cubana Dania D’Alfonso y la compositora, pianista e intérprete viguesa, Xiara. Me admira por la fuerza con que han resistido los embates de este tiempo y la calidad, alegría e inventiva con que han respondido ante la precariedad del medio este binomio creativo (trinomio con Pérez) cuyo fruto es una interesante fusión rítmica, melódica y armónica, que con ilusión acude allá donde les llaman, que han conseguido su propio escenario estable y que incluso han llevado su música por vías de encuentro terapéutico. ¡Felicidades, caliopeñas, y fuerza!

De Serrat a Tomás Camacho

Bryan Adams, Serrat, Miguel Ríos, Sebastián Yatra, la Bandini, Iván Ferreiro, Niña Polaca, La Bien Querida... Vigo estalla musicalmente por sus cuatro costados con una afluencia de público abracadabrante que agota todas la entradas a la venta, y llena los espacios gratuitos cuando los hay como en Castrelos. Seguro que la pandemia, la experiencia del encierro, habrá tenido que ver con tal efusividad, aunque Vigo haya sido siempre ciudad musical. Pero al tiempo que estas actuaciones que vienen de fuera, nuestros músicos siguen trabajando desde adentro, y yo estoy oyendo la última composición del que fue director del Conservatorio vigués, Tomás Camacho, urdida en su casa de las estribaciones del monte Aloia. Se titula Soldado sin guerra y participó en un cortometraje de largo recorrido y poco éxito. Ahora Camacho le añadió temas y lo trasladó a otras compañías sonoras. Los nuestros siguen ahí.

Tobío, el derecho a sentarse

No anda descaminado el vigués José Manuel Tobío, quprsentó en el Registro Municipal la petición de que la Alcaldía piense en poner algún banco en la nueva Porta do Sol y Constitución. Argumenta que el suelo público se ha privatizado con la extensión elefantiásica de las terrazas, obligando a los ciudadanos a pagar si quieren sentarse en espacios de todos. El uso privativo del espacio público está en el Derecho Romano.

Los de San Roque y Couto Piñeiro.

Los de San Roque y Couto Piñeiro. ¡Mirad qué hermosos y bien alimentados están estos varones redomados! Son los de los jueves de San Roque y Couto Piñeiro, que han recobrado sus comidas de los jueves, esta vez en el Malagueño de Valladares. Por ahí andan Manuel Piñeiro, Javi del Río, Arcadio Leiva, Candi Agra, Luis Cebreiro, José Luis Madriñán, Jorge Abruñedo junior, Nito Rodríguez, José Motero y Juan Iglesias. Les decimos nosotros que no decaigan en su ánimo cordial y de encuentro amigable y sigan con estas cosas, pequeñas solo en apariencia y cada vez más difíciles de conseguir. ¡Bien por los activistas de la amistad de San Roque y Couto Piñeiro! / Fernando Franco

Suscríbete para seguir leyendo