Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Primer flete a Rusia del “megapedido” de Citic

La firma de Porriño enviará en los próximos días la primera de las cuatro líneas que formarán los molinos de una mina de cobre por 17 millones

Las primeras estructuras para los molinos, listas para su embarque en la terminal Ro-Ro de Bouzas. Ricardo Grobas

La empresa porriñesa Citic HIC Gándara Censa, especializada en caldedería pesada, firmó en los primeros meses de 2021 el mayor contrato de su historia. Entonces, sus responsables trasladaban a la plantilla que la compañía había logrado cerrar un megapedido de más de 17 millones de euros para la fabricación de cuatro líneas de molinos para una mina de cobre en Rusia. Estos días, Bouzas acoge las grandes estructuras de acero de la que será la primera línea, que en los próximos días serán embarcadas para iniciar la ruta hacia su destino final.

Tal y como publicó FARO en exclusiva, el encargo lo adjudicó una oficina de ingeniería que trabaja para la minera Russian Copper Corporation, que está levantando una megamina cerca de la ciudad de Ekaterimburgo (situada 1.400 kilómetros al este de Moscú). En total, el pedido supone más de 200.000 horas de trabajo y comprenderá la utilización de entre 8.000 y 10.000 toneladas de acero transformado.

Según explican fuentes de la firma, comprada hace once años por la corporación china Citic, las grandes piezas que reposan ahora en el puerto vigués corresponden a la primera línea completa, aunque recuerdan que ya la semana pasada pudieron hacer un envío para otro proyecto en Rusia.

En la actualidad Citic Censa cuenta con casi 190 trabajadores y se encuentra lidiando con la escasez de materias primas, en especial el acero, lo que les obligó a buscar nuevos proveedores fuera de la Unión Europea. “La inflación nos está matando, cerrar un pedido cuesta mucho. El acero de la UE está completamente fuera de mercado”, lamentan desde la firma, que culpa de la situación a los efectos económicos derivados de la guerra en Ucrania.

En estos momentos, la compañía sigue negociando pedidos para minas de todo el mundo, aunque principalmente aquellas que explotan el cobre o el oro tanto en Sudamérica como en Australia. “Se están reactivando”, comentan las mismas fuentes.

Compartir el artículo

stats