Un varón se sentará esta semana en el banquillo de los acusados en Vigo por un delito de acoso a otro hombre, por el que la Fiscalía pide un año de prisión así como una orden de alejamiento durante cinco años.

El varón y la víctima se conocieron paseando al perro hace casi ocho años y desde entonces, apunta el Ministerio Fiscal, “el acusado no ha dejado de seguir y controlar” al varón cada vez que lo ve por la calle, le escribe “comentarios obscenos”, le realiza llamadas e incluso le manda flores o comida a su casa.

La víctima presentó numerosas denuncias y estuvo a tratamiento psicológico y farmacológico durante cinco años.