Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alfageme antes de su segunda vida: de Areal a Bouzas... y adiós en 2010

La fábrica de conservas viguesa llegó a contar con 400 puestos de trabajo

11

Trabajadoras de la conservera, en la nave principal. Museo Anfaco

La puerta principal cerrada con cadenas y candados. Así se encontraron los trabajadores de Alfageme la fábrica un 26 de abril de 2010 cuando se disponían a empezar su jornada laboral en la conservera, propiedad del constructor Juan Lago. Días antes, había entrado en concurso de acreedores después de que el gobierno gallego le hubiese concedido avales por valor de 50 millones de euros en los últimos dos años. Comenzaba así la caída de un gigante que llegó a crear 400 puestos de trabajo –sobre todo, mujeres– y situó a Vigo como referencia del enlatado. Más tarde, entró en liquidación. Fue vendida en plena burbuja inmobiliaria a una promotora, que acabaría quebrando en 2011. En mayo de 2015, salió a subasta entre protestas de los empleados. Finalmente, acabó en manos de los bancos.

La primera huella de Bernardo Alfageme se situó en la zona de Areal, donde los pesqueros desembarcaban sus capturas en la misma playa, casi a la puerta de las conserveras. La Primera Guerra Mundial fue una gran oportunidad para la industria, que suministraba a los combatientes y a poblaciones cuyas cosechas habían sido arrasadas por las bombas y el fuego.

19

Entramos en la antigua fábrica de Bernardo Alfageme Ricardo Grobas

El conflicto y la posguerra posibilitaron una época dorada para el sector, lo que permitió a la firma en 1928 construir una nueva fábrica en Tomás A. Alonso, adonde miraba la fachada de la empresa en cuyos terrenos también se construyó la vivienda familiar, lugar en el que estaba el campo de fútbol del Real Club Fortuna –equipo que se fusionó con el Real Vigo Sporting Club para dar vida al Real Club Celta de Vigo–. La fachada trasera, la de Beiramar, daba a la ría, y las embarcaciones descargaban la materia prima directamente a las dos rampas unidas que aún se conservan.

25

De A Barxa al Grupo MAR: así se forjó la industria de Vigo Hilda Gómez

El Museo Anfaco de la Industria Conservera, situado en el número 16 de la Estrada Colexio Universitario, alberga la historia documentada de Alfageme: dosieres de publicidad, bobinas con películas, cintas Betacam y VHS, muestras de publicidad –todos los spots del sector de los 70 y 80–, fotos, acuarelas, piedras litográficas o merchandising.

Compartir el artículo

stats