Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Celeridad en las becas y obras de mejora

Las ANPA de Vigo celebraron una asamblea para recalcar la urgencia de las ayudas a libros de texto o la gestión de comedores de la Xunta

Zonificación, infraestructuras de los colegios, comedores escolares, becas de libros de texto... Estos fueron algunos de los temas a tratar en la asamblea celebrada en la tarde de ayer por la Federación de nais e pais de alumnos de Vigo e comarca (Foanpas), y que reunió a una veintena de asistentes de los diferentes centros y responsables de las distintas comisiones que la integran.

Una de las principales inquietudes, como explicó Iria Salvande, presidente de Foanpas, de las familias pasa por las becas municipales para la adquisición de libros de texto o de comedores. Y es que explica que a estas alturas todavía no salió la convocatoria y existe cierta “inquietude” entre los padres.

Preocupados están también por la situación de los comedores gestionados por la Xunta. Y es que hay que recordar que Foanpas es el encargado de gestionar este servicio en un total de 24 centros de Vigo y dos en Chapela (Redondela) –dando alimento diario a más de 2.300 niños y niñas– mientras que de los restantes colegios con comedores se encarga la Xunta, bien a través de gestión directa, con cocina en el propio centro, o indirecta a través de un catering.

Salvande explica que desde la Xunta se les ha trasladado un nuevos decreto por el que en aquellos colegios con cocina propia será el director o directora del mismo el que deberá encargarse del acopio de alimentos y “establecer os menús”. “Parece que a Xunta entende que o que pase despois das 14.00 horas nos centros non vai con eles”, lamenta Salvande.

Desde haces años, el colectivo ha tratado de dejar esta competencia si bien teme que pueda afectar a la calidad de los menús para los niños. “As familias non deberíamos atender ós comedores pero non queremos que os nenos se vexan perxudicados”, amplía. Y es que la comisión de Foanpas encargada de los comedores revisa mensualmente los diferentes menús para garantizar un equilibrio nutricional.

A mayores, en la reunión se abordó también el funcionamiento de los colegios, muchos de ellos con décadas de años de antigüedad y que presentan “carencias”. “Denotamos unha carencia de infraestructuras importante, moitos centros con tuberías de plomo aínda, por exemplo”, clama.

Compartir el artículo

stats