El alcalde de Vigo, Abel Caballero, despidió ayer a los 75 monitores que durante los meses de verano asistirán a los cerca de 3.000 jóvenes vigueses que participarán de las becas de inmersión lingüística ofertadas por el Concello y correspondientes a los años 2020, 2021 y 2022. El 1 de julio será la fecha en la que inicien sus estancias los chicos y chicas del primer año, que estarán un total de tres semanas conviviendo y aprendiendo con familias de acogida.