Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vigo ganará un geriátrico de 26 plazas y 15 habitaciones en Coia

La Xerencia Municipal de Urbanismo da su visto bueno a la intervención, con un presupuesto superior a los 600.000 euros

Hogar y Clínica San Rafael, en el barrio de Coia

La oferta de plazas de residencias de mayores en Vigo pegará un estirón de la mano del Hogar y Clínica San Rafael, dedicado a la atención a personas con discapacidad intelectual y rehabilitación. El centro, con sede en el número 10 de la calle Cordoeira, en el entorno de Tomás A. Alonso, desembolsará 615.250 euros en la reforma parcial de uno de los edificios que componen el complejo, concretamente, el denominado San Ricardo Pampuri, para destinarlo a geriátrico. Esta instalación presumirá de 15 habitaciones con capacidad para 26 personas. La Xerencia Municipal de Urbanismo del Concello de Vigo acaba de darle su visto bueno para la ejecución de esta actuación.

El proyecto firmado por Arturo Fraga Fernández y Eduardo Fraga Fernández concreta que los trabajos autorizados por el departamento municipal se llevarán a cabo en su totalidad en el ala oeste de la edificación de planta baja San Ricardo Pampuri y afectarán a 593 metros cuadrados de los 1.220 totales de los que dispone para dedicar a la residencia. El Centro y Hogar Clínica San Rafael se distribuye en cuatro bloques: edificio San Rafael, San Juan de Dios, San Ricardo Pampuri y San Benito Menni.

Como indica la licencia de Urbanismo, la edificación se sitúa en el ámbito del Instrumento de Ordenación Provisional (IOP) en suelo urbano consolidado, ordenanza 13 de uso dotacional, donde las obras y la actividad previstas resultan permisibles. De acuerdo con el documento de Revisión del Plan Xeral aprobado inicialmente a finales de agosto en el pleno municipal, la parcela se encuentra en suelo urbano consolidado, ordenanza U. 10 destinada a usos dotacionales. Se concreta en el escrito que el inmueble en cuestión no se ajusta a ninguno de los supuestos de suspensión de licencias.

El edificio San Ricardo Pampuri no cuenta con ningún grado de protección, pero sí el edificio principal del centro, que se incluye en el Catálogo de edificacións, ambientes e outros elementos urbanos dignos de conservación e mellora do termo municipal de Vigo, por lo que, según el artículo 38 de la ley 5/2016 del Patrimonio Cultural de Galicia, se encuentra en el entorno de protección del bien catalogado.

Los responsables de las obras tendrán que tener en cuenta que, en el aplacado de piedra de los cerramientos, se emplearán preferentemente piedras de la zona, en cualquier caso, correspondientes a variedades litológicas o muy semejantes a las utilizadas de forma predominante en las edificaciones existentes en el área, incluido el Hogar y Clínica San Rafael, tanto en el color como en la granolumetría y el acabado superficial. Otra nota al pie: el aplacado no podrá imitar despieces constructivos sin relación con la realidad del cerramiento ni incorporar piezas decorativas sin función constructiva real, como falsos techos esquinales.

Entre la maquinaria más destacada que se instalará, están una unidad modular compuesta de dos calderas con 170 kW, cuatro circuladores, 21 fan-coils (sistemas que utilizan el agua para la refrigeración de los espacios), un recuperador, dos microondas y un lavavajillas.

El Hogar y Clínica San Rafael, como se describe en su página web, pertenece a la provincia San Juan de Dios de España de la Orden Hospitalaria, una institución sin ánimo de lucro de la Iglesia Católica dedicada a la atención sanitaria, sociosanitaria, social, docente e investigadora a través de hospitales y centros de salud mental y para personas con discapacidad, para mayores y para ciudadanos en situación de vulnerabilidad y exclusión social. Su llegada a Vigo se produjo a finales de agosto de 1943, momento en el que se inauguró.

A menos de un kilómetro del Hogar y Clínica San Rafael, en la calle Tomás A. Alonso, están en marcha las obras de construcción de una residencia de mayores para 125 personas con 105 habitaciones. El complejo contará con una planta de sótano –para 14 plazas de aparcamiento y dependencias de servicios generales, de personal y de instalaciones–, planta baja y entreplanta –para dependencias de administración y de usos comunes–, cuatro plantas altas, planta de ático y de cubierta. La sociedad que desarrollará y gestionará su actividad es Sanyres Sur, S.L.U.

Estas intervenciones reforzarán la oferta de plazas para un servicio altamente demandado en la urbe. Hace poco más de un año, abrió sus puertas en Emilia Pardo Bazán un centro residencial para mayores de CleceVitam con 93 habitaciones, 47 dobles y 46 individuales, que da cobijo a 140 personas.

Compartir el artículo

stats